CONDADO DE COLLIER, Fla. (WFLA) – Un hombre de Florida que fue atacado por tigres el mes pasado después de que ingresó a su jaula dijo que realmente no puede explicar por qué lo hizo.

Ignacio Meabe, de 48 años, de Lehigh Acres, resultó gravemente herido por dos tigres llamados Daisy y Duruba en Wooten’s Everglades Airboat Tours, donde trabajaba como mecánico.

Las autoridades dijeron que Meabe fue atacado después de que el cuidador alimentara a los tigres.

Según un informe de WBBH, afiliada de NBC, Meabe dijo que vio un trozo de pollo sobrante en la jaula, por lo que decidió entrar.

“Me tiré al suelo cuando le lancé el pollo, y el tigre agarró mi mano de un lado a otro”, dijo el mecánico.

WBBH informó que Daisy, la tigresa siberiana de 18 años, mordió a Meabe cuando trató de acariciarle la cabeza. Intentó usar su mano derecha para defenderse, pero luego Duruba, un tigre de Bengala de 15 años, decidió tomar medidas drásticas contra ese brazo.

“El otro tigre muerde a ese”, dijo Meabe a WBBH. “Un tigre muerde ese, el otro esto, la mano derecha”.

Las autoridades dijeron que Meabe no estaba autorizado a tener contacto con los tigres antes del ataque. Él mismo no pudo explicar por qué decidió interactuar con los animales.

“Estoy loco. No sé qué pasó”, dijo.

El ataque terminó costándole a Meabe la punta del dedo medio izquierdo. Ha recuperado el movimiento completo de sus brazos, aunque todavía se está recuperando del incidente.

Carole Baskin de Big Cat Rescue dijo que meterse en una jaula con tigres es simplemente buscar problemas.

“Está mal en muchos niveles”, le dijo a WBBH. “Que alguien se sienta tan cómodo, entrando y tocando un tigre, te dice que toda esa educación sobre los zoológicos no ha funcionado”.