JACKSONVILLE, Florida, EE.UU. (AP) — Una enfermera que trabaja en un hospital de Florida se declaró culpable de robar fentanilo y reemplazar el poderoso analgésico con solución salina.

Los registros judiciales muestran que Monique Carter, de 35 años, se declaró culpable el miércoles en la corte federal de Jacksonville por manipular un producto de consumo. Se enfrenta a hasta 10 años de prisión.

Según el acuerdo de culpabilidad, Carter estaba trabajando en un hospital de Jacksonville en septiembre cuando un farmacéutico que examinaba el inventario de fentanilo descubrió que a una jeringa le faltaba la tapa a prueba de manipulaciones.

Un supervisor que revisó los registros del hospital encontró un patrón en el que Carter revisaba las dosis de fentanilo para los pacientes, pero luego cancelaba las transacciones y volvía a registrar las jeringas en el inventario del hospital.