TAMPA, Fla. (WFLA) – El polvo del Sahara que ha estado ayudando a mantener los trópicos tranquilos se está disipando, entonces, ¿qué podría significar eso para las próximas semanas de esta temporada de huracanes?

Por lo general, las columnas de polvo del Sahara se originan en el desierto del Sahara y se mueven a través del Océano Atlántico hasta el Golfo de México desde mayo hasta principios de julio. Los satélites muestran que el polvo que hemos visto en las últimas semanas está comenzando a disiparse sobre el Océano Atlántico central. Sin embargo, los satélites también muestran otra columna de polvo que se mueve frente a la costa de África, pero no parece tan densa como las dos anteriores.

El polvo seco y los fuertes vientos de esta masa de aire generalmente ayudan a limitar o debilitar cualquier actividad tropical. Cuando el polvo se disipa, normalmente vemos un aumento en la actividad tropical. Sin embargo, todavía es temprano en la temporada de huracanes.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que no anticipa la formación de ningún ciclón tropical en los próximos cinco días, y los meteorólogos actualmente no están rastreando ninguna onda tropical con potencial de desarrollo.

El mayor aumento en la actividad tropical, generalmente, ocurre en agosto, pero las tormentas de julio son ciertamente posibles, como vimos con el huracán Elsa el año pasado a principios de julio.

Con una tormenta registrada hasta ahora en la temporada del Atlántico de 2022, el próximo nombre en la lista para la segunda tormenta será Bonnie.

Por otro lado, la temporada de huracanes en el Pacífico ha comenzado bastante activa.

En este momento, el Centro Nacional de Huracanes está monitoreando la Tormenta Tropical Celia, la tercera de la temporada.

Este sistema se formó frente a la costa de El Salvador y tomó un giro repentino hacia el oeste, sin llegar a tocar tierra en el país centroamericano.

Este sistema tropical se ha estado desplazando paralelamente a la costa sur de Guatemala y la costa oeste de México, siguiendo su trayecto sin representar una amenaza.

El estado mexicano más afectado es el de Guerrero, con lluvias torrenciales. También, se están viendo afectados los estados de Michoacán, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

No te pierdas Vigilando El Trópico, a las 2 p.m., hora del este, todos los miércoles durante la temporada de huracanes. Para obtener las últimas actualizaciones, visita nuestro sitio web Vigilando El Trópico.