TAMPA, Fla. (WFLA) – Una capa de polvo del Sahara todavía está viajando a través del Océano Atlántico hacia los Estados Unidos esta semana.

El aire seco y polvoriento del desierto del Sahara a menudo limita el desarrollo tropical. Los sistemas tropicales necesitan humedad para formarse y fortalecerse. Sin mucha humedad, las tormentas se cierran temprano.

La columna de polvo continuará hasta la próxima semana.

Las partículas de polvo pueden absorber y reflejar la luz solar, por lo que partes del sureste han notado amaneceres y atardeceres brumosos recientemente. El polvo rico en hierro puede ayudar a la proliferación de algas o al desarrollo de la marea roja, pero el polvo también ayuda a fertilizar el suelo.

Si bien la columna de polvo cubre gran parte del Atlántico, el Caribe e incluso el Golfo de México, el área cerca de América Central está mayormente libre de polvo en este momento. Ahí es también donde se ha formado una onda tropical.

En general, las posibilidades de que la ola se organice en una depresión o tormenta tropical son escasas, pero no imposibles. En este momento, el Centro Nacional de Huracanes dice que hay un 30% de posibilidades de que suceda en los próximos cinco días.

La ola se desplazará lentamente hacia el norte a lo largo de la costa de América Central y puede ser un gran generador de lluvia para lugares como Belice y la Península de Yucatán en México.