TAMPA, Fla. (WFLA) – Noviembre es el último mes de la temporada de huracanes del Atlántico y actualmente hay dos tormentas con nombre y un área que podría desarrollarse a mediados de la próxima semana.

Las dos tormentas nombradas activas son huracanes. Martin se fortaleció a un huracán de categoría 1 a las 11 a.m. ET del miércoles, convirtiéndose en el séptimo huracán de la temporada. Está girando al noreste de las Bermudas con dirección hacia el este-noreste moviéndose a 26 mph, alejándose de los Estados Unidos. Esto significa que no se sentirán los impactos de este sistema en suelo estadounidense.

El huracán Lisa se encuentra en el Mar Caribe occidental moviéndose hacia la península de Yucatán. Es un huracán de categoría 1 con vientos de 80 mph. Lisa tocará tierra más tarde el miércoles en Belice. Se debilitará hasta convertirse en una depresión tropical el fin de semana a medida que avanza hacia la Bahía de Campeche, pero de cualquier manera, los modelos de pronóstico mantienen a la tormenta muy al sur de los Estados Unidos.

Durante el fin de semana y hasta la próxima semana, podría desarrollarse un área de baja presión sobre el Caribe central y moverse hacia el norte y luego hacia el noroeste hacia el sureste de los Estados Unidos. Aunque los modelos de pronóstico intentan desarrollar este sistema, lo mantienen débil y cualquier impacto local probablemente sea un aumento en las posibilidades de lluvia para mediados y finales de la próxima semana.

Esto es algo a tener en cuenta durante los próximos días.

La temporada de huracanes en el Atlántico se extiende hasta el 30 de noviembre y no es raro ver una tormenta o dos cada año durante este último mes. Las temperaturas del agua todavía son lo suficientemente cálidas, especialmente en el Caribe, y las tormentas ahora mismo también están en las zonas de desarrollo para noviembre.

En lo que va de 2022, ha habido 13 tormentas con nombre. Siete de esos 13 se convirtieron en huracanes y 2 de ellos fueron huracanes importantes. Esto es alrededor del promedio para todo el año, pero con algunas tormentas más posibles antes de que termine la temporada, aún podría terminar siendo una temporada superior al promedio.