TAMPA, Fla. (WFLA) – Los trópicos han estado relativamente tranquilos desde que el huracán Ian azotó el suroeste de Florida el mes pasado. Pero a solo un mes de que la temporada de huracanes termine, se registra nuevamente actividad en el oceáno Atlántico.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) está monitoreando dos áreas en la cuenca del Atlántico que podrían tener un posible desarrollo tropical.

La primera perturbación es un área de baja presión que produce lluvias y tormentas eléctricas desorganizadas desde el Mar Caribe central hasta el suroeste del Océano Atlántico. Según un reporte del miércoles por la tarde del NHC, las condiciones ambientales son relativamente favorables para un desarrollo subtropical gradual en los próximos días.

Se prevé que el sistema se mueva hacia el norte, sobre el Atlántico occidental hacia el oeste de las Bermudas. Para el final del fin de semana, el NHC dice que se espera que el sistema se enfrente a vientos en niveles altos que no son tan favorables para el desarrollo.

“Esto no nos afectará aquí en el área de Tampa Bay”, dijo la meteoróloga de WFLA, Amanda Holly. “Es posible que ni siquiera afecte a los Estados Unidos, incluso si se desarrolla”.

A partir del miércoles por la tarde, el NHC le daba a la perturbación una probabilidad de formación media del 40 por ciento en las próximas 48 horas y una probabilidad de formación media del 50 por ciento para los próximos cinco días.

La segunda área que se está monitoreando es un área de baja presión que, según el NHC, podría formarse en al este del Mar Caribe este fin de semana. La última perspectiva de clima tropical dice que se espera que las condiciones ambientales sean favorables para un desarrollo gradual a medida que la perturbación se mueve hacia el oeste. Se espera que llegue al Caribe central a principios de la próxima semana, donde la temperatura del agua se mantiene cálida.

“Podría organizarse aquí en los próximos días. Vamos a ver esto”, dijo Holly. “La mayoría de los modelos no lo acercan al estado de Florida, pero ha habido un par de recorridos aquí y allá que lo acercan un poco”.

A la segunda perturbación se le ha dado una probabilidad de formación baja cercana al cero por ciento para las próximas 48 horas y una probabilidad de formación media del 40 por ciento para los próximos cinco días.

“Todavía estamos en medio de la temporada de huracanes”, agregó Holly. “Y, de hecho, a medida que nos acercamos a fines de octubre, vemos un pequeño aumento en esa actividad tropical. Así que lo vigilaremos y les informaremos si hay algo de lo que estar atentos”.