LONDRES (AP) — La Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. dicen que la inmunización contra el sarampión ha disminuido significativamente desde que comenzó la pandemia de coronavirus, lo que resultó en un récord de casi 40 millones de niños sin una dosis de vacuna el año pasado.

En un informe emitido el miércoles, la OMS y los CDC dijeron que millones de niños ahora eran susceptibles al sarampión, una de las enfermedades más contagiosas del mundo. En 2021, las autoridades dijeron que hubo alrededor de 9 millones de infecciones por sarampión y 128,000 muertes en todo el mundo.

La OMS y los CDC dijeron que las continuas caídas en la vacunación, la débil vigilancia de la enfermedad y los planes de respuesta retrasados debido al COVID-19, además de los brotes en curso en más de 20 países, significan que “el sarampión es una amenaza inminente en todas las regiones del mundo”.

Los científicos estiman que al menos el 95% de una población necesita ser inmunizada para protegerse contra las epidemias; la OMS y los CDC informaron que solo alrededor del 81% de los niños reciben su primera dosis de la vacuna contra el sarampión, mientras que el 71% recibe su segunda dosis, lo que marca las tasas de cobertura mundial más bajas de la primera dosis contra el sarampión desde 2008.

“El número récord de niños con vacunas insuficientes y susceptibles al sarampión muestra el daño profundo que los sistemas de inmunización han sufrido durante la pandemia de COVID-19”, dijo en un comunicado la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky.

El sarampión se propaga principalmente a través del contacto directo o en el aire y causa síntomas que incluyen fiebre, dolor muscular y erupción cutánea en la cara y la parte superior del cuello. La mayoría de las muertes relacionadas con el sarampión son causadas por complicaciones que incluyen inflamación del cerebro y deshidratación. La OMS dice que las complicaciones graves son más graves en niños menores de cinco años y adultos mayores de 30.

Más del 95% de las muertes por sarampión ocurren en países en desarrollo, principalmente en África y Asia. No existe un tratamiento específico para el sarampión, pero la vacuna de dos dosis tiene una eficacia de alrededor del 97 % para prevenir enfermedades graves y la muerte.

En julio, la ONU dijo que 25 millones de niños no recibieron las inmunizaciones de rutina contra enfermedades como la difteria, en gran parte porque el coronavirus interrumpió los servicios de salud de rutina o provocó información errónea sobre las vacunas.