La Asociación Médica Estadounidense nos pide que nos sigamos vacunando.