Las bibliotecas públicas locales ofrecen un programa para aprender y fortalecer la lectura en español.