LONDRES (AP) — La reina Isabel II fue puesta bajo supervisión médica porque los médicos están “preocupados por la salud de Su Majestad”, dijo el jueves el Palacio de Buckingham, mientras miembros de la familia real viajaban a Escocia para estar con la monarca de 96 años.

El anuncio se produce un día después de que la reina cancelara una reunión virtual de su Consejo Privado cuando los médicos le recomendaron que descansara después de un día completo de eventos el martes cuando le pidió formalmente a Liz Truss que se convirtiera en primera ministra.

“Luego de una evaluación adicional esta mañana, los médicos de la Reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica”, dijo un portavoz del palacio, hablando bajo condición de anonimato de acuerdo con la política habitual. “La reina permanece cómoda y en Balmoral”.

El príncipe Carlos, el heredero al trono, y su esposa, Camilla, están con la reina después de viajar al castillo de Balmoral, la casa de vacaciones de verano de la reina, para estar con ella. El príncipe Guillermo, el hijo mayor de Carlos, está en camino.

También, el príncipe Enrique y Meghan Markle, los duques de Sussex, se dirigen hacia Balmoral

Isabel cumplió siete décadas en el trono este año. Ella ha cedido cada vez más deberes a Carlos y otros miembros de la familia real en los últimos meses mientras luchaba por moverse.

“Todo el país estará profundamente preocupado por las noticias del Palacio de Buckingham a la hora del almuerzo”, dijo Truss en Twitter.

“Mis pensamientos, y los pensamientos de las personas en todo el Reino Unido, están con Su Majestad la Reina y su familia en este momento”.

El Consejo Privado, un grupo de asesores principales de la monarca, debía jurar formalmente a Truss y sus nuevos miembros del gabinete en la reunión del miércoles. La sesión se llevará a cabo en una fecha posterior.