TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) — El Senado de Puerto Rico aprobó en su sesión ordinaria del martes un paquete de medidas que buscan remediar la situación energética del país, incluyendo la cancelación del contrato suplementario otorgado a LUMA Energy y declarar una emergencia en el Sistema Eléctrico de Puerto Rico.

Con las medidas se busca ordenar a la Autoridad para las Alianzas Público-Privadas de Puerto Rico y a la Autoridad de Energía Eléctrica notificar a LUMA Energy que darán por terminado el contrato conocido como el Operation and Maintenance Agreement del 17 de junio de 2020 y el Supplemental Agreement del 22 de junio de 2020, en un término de 60 días, por incumplimiento de varias cláusulas contractuales por parte de LUMA Energy, informó el Senado en un comunicado de prensa.

Se expresaron a favor del paquete aprobado la senadora del Movimiento Victoria Ciudadana, Ana Irma Rivera Lassén y la senadora independentista María de Lourdes Santiago.

“Hoy tenemos ante nuestra consideración un proyecto que busca considerar un asunto urgente en Puerto Rico… este es el momento de mostrar la preocupación por el bienestar de los recursos, tenemos la oportunidad de hacer valer las preocupaciones y demostrar nuestro compromiso con los recursos naturales a través de la aprobación de esta pieza legislativa”, dijo la senadora Rivera Lassén.

Por otra parte, la senadora del Proyecto Dignidad, Joanne Rodríguez Veve y los senadores novoprogresistas, Thomas Rivera Schatz y Carmelo Ríos se opusieron a la pieza legislativa.

Según reportes de el periódico de la isla El Vocero, los modelos de proyección de LUMA estimaban que “previo al huracán Fiona con el sistema como se encuentra actualmente hubiésemos tenido un promedio de 8.8 días sin luz al año. La proyección aumenta a 28.1 días sin servicio al año si saliera de servicio una unidad más de generación base de las que actualmente no están produciendo”.

LUMA Energy ha estado bajo un escrutinio más detallado por parte de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico por cómo el consorcio energético ha manejado las quejas sobre los recibos de luz después de que el huracán Fiona dejó sin electricidad a toda la isla.

Luma señaló en un comunicado que, durante el paso de Fiona y el estado de emergencia —como una manera de darle prioridad a las llamadas cruciales, implementó una medida temporal para presentar directamente las quejas sobre cobros únicamente a través de su aplicación, su sitio web, correo postal o de manera presencial.

“Tan pronto terminó la emergencia, reanudamos nuestras operaciones normales, y los clientes han podido consultar sus facturas por teléfono”, señaló la compañía a mediados de octubre.

De los 1.47 millones de clientes de Luma, hasta el momento de este reporte más de 2,000 abonados continuaban sin luz a más de un mes después de que el huracán Fiona azotara la región suroccidental de Puerto Rico como una tormenta de categoría 1.

Funcionarios de Luma han hecho notar que las labores para restaurar el servicio se han complicado debido al deteriorado estado de la red eléctrica de Puerto Rico, la cual fue devastada por el huracán María en 2017. Las obras de reconstrucción de la red apenas comenzaron recientemente.

Luma, que se hizo cargo de la transmisión y distribución de la electricidad en Puerto Rico hace más de un año, ha enfrentado crecientes críticas debido a los prolongados apagones que ocurrían frecuentemente incluso antes del paso de Fiona.

The Associated Press contribuyó a este informe.