Un exabogado de la Casa Blanca, que fungió durante la administración Trump, dice que cree que existe una probabilidad “muy alta” de que el expresidente Trump enfrente una acusación.

Ty Cobb, quien representó a la Casa Blanca durante la investigación del exasesor especial Robert Mueller sobre los contactos de la campaña de Trump en 2016 con Rusia, dijo al podcast “The Takeout” de CBS News que cree que es probable que el expresidente enfrente consecuencias legales por acciones relacionadas con los ataques del 6 de enero de 2021 al Capitolio y sus supuestos intentos de anular las elecciones de 2020.

“Creo que el presidente está en un serio problema legal”, dijo Cobb en el podcast, publicado el viernes. “No tanto por la búsqueda [en Mar-a-Lago], sino por la actividad obstructiva que realizó en relación con el procedimiento del 6 de enero y los intentos de interferir en el conteo de elecciones en Georgia, Arizona, Pensilvania y quizás Michigan”.

Cobb también le dijo a CBS News que sospecha que la búsqueda de Mar-a-Lago por parte del FBI el mes pasado, durante la cual la agencia dice que recuperó numerosos documentos clasificados, está relacionada con una investigación más amplia del Departamento de Justicia sobre las acciones de Trump relacionadas con el ataque del 6 de enero.

“Se trata del panorama general, los problemas del 6 de enero, los electores falsos, toda la estafa con respecto a la ‘gran mentira’ y los intentos de… aferrarse a la presidencia de manera desesperada”, dijo Cobb.

El exabogado de la Casa Blanca señaló que la orden de allanamiento de Mar-a-Lago parecía “inusualmente grande y amplia” y era “muy completa en términos de los tipos de documentos que el gobierno podría tomar”.

El Departamento de Justicia y Trump están actualmente enfrascados en una batalla legal por los documentos incautados de Mar-a-Lago, con un juez a principios de esta semana accediendo a la solicitud de Trump de que un investigador independiente revise los materiales recuperados durante la búsqueda. Desde entonces, el Departamento de Justicia ha apelado ese fallo.

Una presentación del viernes también reveló desacuerdos entre las dos partes sobre cómo debe funcionar un “Special Master” o investigador especial en el caso, incluso sobre qué documentos deben revisarse y si deben considerarse los reclamos de privilegio ejecutivo.

Esa investigación se produce cuando tanto el Departamento de Justicia como un comité selecto de la Cámara están investigando los eventos que rodearon el ataque del 6 de enero y un gran jurado del condado de Fulton, Georgia, está investigando la supuesta interferencia de Trump en las elecciones de 2020. El expresidente también enfrenta investigaciones separadas que involucran sus negocios y declaraciones de impuestos.