WASHINGTON (AP) — Steve Bannon, exasesor de la Casa Blanca y aliado de Donald Trump, que enfrenta cargos penales por desafiar durante meses una citación legislativa relacionada con el asalto al Capitolio, ha comunicado a la comisión de la Cámara de Representantes que investiga aquel episodio que sí está dispuesto a testificar.

El cambio de parecer de Bannon fue expresado el sábado en la noche por su abogado en una carta, dijeron legisladores, en momentos en que la comisión se apresta a transmitir esta semana algunas de sus más impactantes revelaciones a la fecha contra Trump en lo que podría ser su último ciclo de audiencias.

“Espero que lo escuchemos; le tenemos muchas preguntas”, dijo la representante demócrata por California, Zoe Lofgren. Ella y otros miembros de la comisión dijeron el domingo en entrevistas televisivas que tenían la intención de llamar a Bannon a una conversación privada, lo que normalmente efectúan en una declaración con testimonio juramentado.

Bannon ha sido uno de aliados de Trump más prominentes que se han rehusado a testificar ante la comisión, debido a lo cual le fincaron dos cargos penales de desacato al Congreso por desatender una citación de la comisión. Bannon ha dicho que su testimonio estaría protegido debido al privilegio ejecutivo invocado por Trump.

La comisión dice que esa aseveración es dudosa porque Trump despidió a Bannon de la Casa Blanca en 2017 y Bannon era en consecuencia un ciudadano privado cuando sostenía consultas con el entonces presidente previo al asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021.

Sin embargo, en medio del aumento de la frustración del expresidente en los últimos días ante lo que describe como una exposición unilateral de la comisión de siete demócratas y dos republicanos, Trump señaló que podría renunciar al privilegio ejecutivo, según una carta que envió el sábado al abogado de Bannon.

“Si usted alcanza un acuerdo sobre la fecha y el lugar de su testimonio, renunciaré el privilegio ejecutivo por usted, lo que le permite acudir y testificar de manera veraz e imparcial a petición de una comisión nada selecta de rufianes y corruptos”, escribió Trump.

La audiencia del jueves en la noche de la comisión examinará el lapso de más de tres horas en el que Trump no hizo nada cuando una turba de simpatizantes irrumpió en el Capitolio. La audiencia será la primera en horario estelar desde la inicial del 9 de junio vista por 20 millones de personas.

La audiencia del martes se enfocará en la confabulación y planeación de la insurrección por parte de grupos nacionalistas como los Proud Boys, los Oath Keepers y los Three Percenters, y destacará el testimonio del viernes del exasesor de la Casa Blanca, Pat Cipollone.

___

La periodista de The Associated Press, Hannah Fingerhut, en Rehoboth Beach, Delaware, contribuyó a este despacho.