(The Hill) – El Partido Republicano de Texas adoptó una nueva plataforma que declara que las elecciones de 2020 violaron la Constitución y que el presidente Biden “no fue elegido legítimamente”.

El Partido Republicano de Texas adoptó la plataforma de 40 páginas en su convención bienal en Houston, que concluyó este fin de semana.

“Rechazamos los resultados certificados de las elecciones presidenciales de 2020 y sostenemos que el presidente interino Joseph Robinette Biden Jr. no fue elegido legítimamente por el pueblo de los Estados Unidos”, se lee en la plataforma.

James Wesolek, director de comunicaciones del Partido Republicano de Texas, le dijo a The Hill que la resolución fue aprobada por voto de voz.

La plataforma afirma que el “fraude electoral sustancial” en áreas metropolitanas “clave” afectó los resultados en cinco estados, inclinando las elecciones a favor de Biden.

El partido también reclamó que varios secretarios de estado, que se desempeñan como los principales funcionarios electorales en muchos estados, “eludieron ilegalmente” las legislaturas estatales, cometiendo violaciones constitucionales.

“Instamos encarecidamente a todos los republicanos a que trabajen para garantizar la integridad de las elecciones y se presenten a votar en noviembre de 2022, traigan a sus amigos y familiares, sean voluntarios para los republicanos locales y superen cualquier posible fraude”, afirma la plataforma.

No hay evidencia de un fraude electoral generalizado en las elecciones de 2020, y una coalición de importantes funcionarios electorales federales y estatales dijo que la contienda fue la elección “más segura” en la historia de Estados Unidos.

Varios recuentos y auditorías también han confirmado que el expresidente Trump perdió varios estados clave. Pero Trump ha seguido dando voz repetidamente a afirmaciones infundadas de fraude electoral.

La aprobación de la plataforma se produce en medio de una serie de audiencias públicas realizadas por el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio.

El panel ha tratado de conectar las afirmaciones de fraude electoral de Trump con el motín que interrumpió el conteo de votos del Colegio Electoral. El comité mostró testimonio en su segunda audiencia que reveló que muchos miembros del círculo íntimo de Trump no creían que hubiera ganado las elecciones.

Los republicanos en los gobiernos estatales de todo el país han impulsado legislación para restringir el acceso a la boleta electoral a raíz de la carrera electoral de 2020, ya que los candidatos alineados con Trump aún afirman que el fraude generalizado estropeó las elecciones.

Una comisión del condado liderada por republicanos en la zona rural de Nuevo México se negó a certificar los resultados de las elecciones primarias del estado la semana pasada sin plantear preocupaciones específicas sobre discrepancias, lo que llevó a la Corte Suprema de Nuevo México a intervenir después de una solicitud del secretario de estado demócrata de Nuevo México.

Más de un tercio de los estadounidenses, el 38 por ciento, dijo que cree que Biden no ganó legítimamente las elecciones de 2020, según una encuesta de The Economist/YouGov a principios de este mes.

La plataforma del nuevo partido estatal de Texas también incluye secciones que declaran la homosexualidad como “anormal” y se oponen a “todos los esfuerzos para validar la identidad transgénero”.