WASHINGTON (AP) — La Corte Suprema anuló el jueves una ley de armas restrictiva de Nueva York en un fallo importante a favor de los derechos de armas.

Se espera que la decisión de 6-3 de los jueces finalmente permita que más personas porten armas legalmente en las calles de las ciudades más grandes del país, incluidas Nueva York, Los Ángeles y Boston, y en otros lugares. Alrededor de una cuarta parte de la población de EE. UU. vive en estados que se espera que se vean afectados por el fallo, la primera decisión importante sobre armas del tribunal superior en más de una década.

El fallo se produce cuando el Congreso está trabajando activamente en la legislación sobre armas de fuego luego de los recientes tiroteos masivos en Texas, Nueva York y California.

En su decisión, los jueces anularon una ley de Nueva York que exige que las personas demuestren una necesidad particular de portar un arma para obtener una licencia para portar una en público. Los jueces dijeron que el requisito viola el derecho de la Segunda Enmienda a “tener y portar armas”.

California, Hawái, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island tienen leyes similares que probablemente serán impugnadas como resultado del fallo. La administración Biden había instado a los jueces a defender la ley de Nueva York.