WASHINGTON (AP) — Un juez federal accedió el lunes a una solicitud del equipo legal del expresidente Donald Trump de designar a un maestro especial para revisar los documentos incautados por el FBI durante un registro de su casa en Florida el mes pasado.

La decisión de la jueza federal de distrito Aileen Cannon se produjo a pesar de las objeciones del Departamento de Justicia, que dijo que un experto legal externo no era necesario en parte porque los funcionarios ya habían completado su revisión de documentos potencialmente confidenciales.

La jueza había señalado previamente su inclinación a aprobar un maestro especial y le preguntó a un abogado del departamento durante los argumentos de este mes: “¿Cuál es el daño?”

El nombramiento puede ralentizar el ritmo de la investigación del departamento sobre la presencia de información de alto secreto en Mar-a-Lago, pero es poco probable que afecte las decisiones de investigación o el resultado final de la investigación.