( The Hill ) – Virginia “Ginni” Thomas, esposa del juez de la Corte Suprema Clarence Thomas, se acercó a casi 30 legisladores de Arizona luego de la derrota del entonces presidente Trump en las elecciones de 2020, instándolos a rechazar la victoria del presidente Biden, The Washington Post informó el viernes.

The Post informó el mes pasado que Ginni Thomas envió correos electrónicos a dos legisladores seis días después de las elecciones para decirles que trabajen en nombre de Trump y “luchen contra el fraude”. El informe más reciente, basado en los correos electrónicos que obtuvo The Post, eleva el número contactado por Thomas a 29.

Usó la plataforma FreeRoots, que permite a los usuarios enviar correos electrónicos preescritos a varios funcionarios a la vez, para contactar a 20 miembros de la Cámara de Representantes de Arizona y siete senadores estatales, además de los dos miembros de la Cámara estatal que The Post informó anteriormente. Thomas envió todos los correos electrónicos el mismo día, 9 de noviembre.

Los correos electrónicos alentaron a los destinatarios a “mantenerse firmes frente a la presión política y de los medios”, argumentando que tienen el poder de elegir a los electores de Arizona que votan en el Colegio Electoral para presidente. Pero los votantes tienen el poder de elegir a los electores de un estado emitiendo sus votos, no las legislaturas estatales como argumentaron Trump y sus aliados después de las elecciones.

Thomas intentó una vez más instar a 22 miembros de la Cámara y un senador estatal a anular los resultados del estado el 13 de diciembre, un día antes de que los miembros del Colegio Electoral emitieran sus votos, informó The Post.

“Nunca antes en la historia de nuestra nación nuestras elecciones han estado tan amenazadas por el fraude y los procedimientos inconstitucionales”, escribió Thomas.

La participación de Thomas en trabajar para anular los resultados de las elecciones presidenciales ha planteado cuestiones éticas, considerando que Clarence Thomas ha participado en los fallos sobre casos relacionados con las elecciones. Clarence Thomas ha rechazado las sugerencias de un conflicto de intereses, argumentando que sus carreras están completamente separadas.

The Hill se ha comunicado con Ginni Thomas y la Corte Suprema para hacer comentarios.