TAMPA, Fla. (WFLA) – Un congresista republicano que representa parte del área de Tampa Bay está en los titulares nacionales después de que sacó un arma de fuego durante una audiencia sobre el control de armas.

La medida se produjo unas horas después de que el presidente Joe Biden se dirigiera a la nación para instar al Congreso a aprobar una legislación sobre armas más estricta.

Los tiroteos masivos más recientes en Nueva York, Texas y Oklahoma influyeron en el renovado impulso del presidente por leyes de armas más estrictas.

Dijo que ha visitado a muchas de las familias de las víctimas y otras personas afectadas por las tragedias recientes.

“Tienen un mensaje para nosotros: hagan algo. Hagan algo. Simplemente hagan algo. Por el amor de Dios, hagan algo”, dijo Biden.

El presidente dijo que quiere que el Congreso restablezca la prohibición de las armas de asalto de estilo militar y mostró su apoyo a las leyes de bandera roja.

“Hay demasiadas otras escuelas, demasiados otros lugares cotidianos que se han convertido en campos de exterminio, campos de batalla aquí en Estados Unidos”, dijo Biden.

Los demócratas están trabajando en una legislación que convertiría en delito federal vender o poseer cargadores de alta capacidad. Es poco probable que el paquete, denominado “Ley Protege a Nuestros Niños”, sea aprobado por el Senado.

Después del tiroteo en la escuela de Parkland, Florida aprobó una ley que permitía a la policía pedirle a un juez que bloqueara temporalmente la compra o posesión de un arma de fuego por parte de personas peligrosas.

Durante una audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes sobre el control de armas el jueves, el representante Greg Steube, quien representa el Distrito Congresional 17 de Florida, que incluye el este de la Bahía de Tampa, mostró múltiples armas de fuego y dijo que los demócratas estaban tratando de quitarles a los estadounidenses los derechos de la Segunda Enmienda.

“Aquí hay un arma que llevo todos los días para protegerme a mí, a mi familia, a mi esposa. Aquí hay un cargador de 7 rondas que sería menos de lo que sería legal [bajo la Ley Protege a Nuestros Niños], no encaja, por lo que sería prohibirse”, dijo Steube.

“No dejes que te engañen con que no están tratando de quitarte la capacidad de comprar armas de fuego”, continuó. “Están usando la prohibición de los cargadores para hacerlo”.

Pero según Biden, la legislación no se trata de restringir los derechos de los propietarios de armas, sino de promulgar medidas de seguridad de sentido común para proteger a los niños y las familias.

Las negociaciones bipartidistas del Senado en discusión incluyen: financiamiento para servicios de salud mental, verificación de antecedentes ampliada y mayor seguridad escolar.