Cámara de Representantes vota para crear un panel para investigar la insurrección del 6 de enero

Politica

FILE – In this Jan. 6, 2021, file photo rioters loyal to President Donald Trump storm the U.S. Capitol in Washington. Arguments begin Tuesday, Feb. 9, in the impeachment trial of Donald Trump on allegations that he incited the violent mob that stormed the U.S. Capitol on Jan. 6. (AP Photo/John Minchillo, File)

WASHINGTON (AP) – La Cámara de Representantes votó el miércoles para crear una comisión independiente sobre la letal insurrección del 6 de enero en el Capitolio de los Estados Unidos, lo que envió la legislación a un futuro incierto en el Senado, mientras los republicanos se alinean cada vez más contra la investigación bipartidista y se alinean con la ex Presidente Donald Trump.

Los demócratas dicen que una investigación independiente es crucial para calcular lo que sucedió ese día, cuando una turba violenta de partidarios de Trump se estrelló contra el Capitolio para intentar anular la victoria del presidente Joe Biden. Siguiendo el modelo de la investigación de los ataques del 11 de septiembre de 2001, la legislación establecería una comisión independiente de 10 miembros que haría recomendaciones antes de fin de año para asegurar el Capitolio y prevenir otra insurrección. Pasó la Cámara 252-175.

Pero los principales republicanos del Congreso están trabajando para detenerlo. El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo el miércoles por la mañana que se opondrá a la legislación, uniéndose al líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, quien se manifestó en contra el martes. Ambos hombres afirmaron que el proyecto de ley era partidista, a pesar de que la membresía de la comisión propuesta se dividiría equitativamente entre las partes.

La insurrección de enero se ha convertido en un tema cada vez más tenso para los republicanos, y un número creciente en el partido minimiza la gravedad del peor ataque al Capitolio en más de 200 años. Si bien la mayoría de los republicanos votaron en contra de formar la comisión, solo unos pocos hablaron en contra de ella. Y un puñado de republicanos que respaldaron la comisión hablaron enérgicamente.

“Se trata de hechos, no de política partidista”, dijo el representante de Nueva York John Katko, el principal republicano del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes que negoció la legislación con los demócratas. Dijo que “el pueblo estadounidense y la policía del Capitolio merecen respuestas y acción lo antes posible para garantizar que nada como esto vuelva a suceder”.

El representante Fred Upton, republicano por Michigan, dijo que el 6 de enero “va a perseguir a esta institución durante mucho, mucho tiempo” y que se necesita una comisión para encontrar la verdad sobre lo sucedido. Recordó que “escuchó los gritos, vio los destellos, olió el gas en ese lamentable día”.

Los demócratas se enojaron cuando algunos republicanos sugirieron que la comisión solo tenía la intención de difamar a Trump. Varios compartieron sus propios recuerdos de la insurrección, cuando los alborotadores golpearon brutalmente a la policía, irrumpieron a través de ventanas y puertas y enviaron a los legisladores a correr. Cuatro de los alborotadores murieron, incluida una mujer que fue asesinada a tiros por la policía cuando intentaba irrumpir en la cámara de la Cámara. Un oficial de policía del Capitolio se derrumbó y murió después de interactuar con los manifestantes, y dos oficiales se quitaron la vida en los días posteriores.

“Tenemos gente escalando el Capitolio, golpeando a la Policía del Capitolio con tuberías de plomo en la cabeza, ¿y no podemos conseguir el bipartidismo? ¿Qué más tiene que pasar en este país? ” gritó el representante Tim Ryan, demócrata de Ohio, en el piso justo antes de la votación. Dijo que la oposición republicana es “una bofetada a todos los policías de base en los Estados Unidos”.

La votación fue una prueba más de la lealtad republicana a Trump, cuyo control sobre el partido sigue siendo fuerte a pesar de su derrota electoral. Los republicanos de la Cámara de Representantes expulsaron a la representante de Wyoming Liz Cheney de su liderazgo la semana pasada por sus críticas a las falsas afirmaciones de Trump, instalando a un leal a Trump en su lugar. Cheney, a su vez, sugirió a ABC News que una comisión podría citar a McCarthy porque habló con Trump durante la insurrección.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California, calificó la oposición de McCarthy a la comisión como “cobardía”. Ella publicó una carta de febrero del líder republicano en la que pedía una división equitativa de los comisionados demócratas y republicanos, igual poder de citación y sin hallazgos o conclusiones predeterminados. La legislación bipartidista acomoda las tres solicitudes, dijo.

“El líder McCarthy no aceptará un sí por respuesta”, dijo.

En el Senado, el anuncio de McConnell empañó las perspectivas de aprobación. Pero el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, DN.Y., prometió forzar una votación sobre el proyecto de ley, acusando a los republicanos de “ceder” a Trump.

Schumer dijo que los republicanos están tratando de “sabotear la comisión” y están “borrachos” con la afirmación infundada de Trump de que le robaron las elecciones. Esa afirmación falsa, repetida por la mafia cuando los alborotadores irrumpieron en el Capitolio, ha sido reprendida por numerosos tribunales, funcionarios electorales bipartidistas de todo el país y el propio fiscal general de Trump.

Trump emitió un comunicado el martes por la noche instando a los republicanos a oponerse a la comisión, calificándola de “trampa demócrata”.

Al igual que en la Cámara, algunos republicanos del Senado han sugerido que apoyarán la legislación.

El senador de Utah Mitt Romney dijo el martes que dado el violento ataque, “debemos entender qué errores se cometieron y cómo podemos evitar que vuelvan a ocurrir”. El senador de Luisiana, Bill Cassidy, dijo que no está de acuerdo con McConnell en que el proyecto de ley se inclina hacia los demócratas y “me inclino a apoyarlo”.

La senadora republicana de Maine, Susan Collins, dijo que apoya la idea de una comisión, pero que el proyecto de ley de la Cámara de Representantes necesitaría ajustes.

Otros han presionado a sus colegas para que se opongan a la comisión. El senador de Missouri Roy Blunt, el principal republicano en el Comité de Reglas del Senado, está trabajando en un informe con sus colegas demócratas que incluirá recomendaciones para mejoras de seguridad. Dijo que una investigación independiente llevaría demasiado tiempo y “francamente, no creo que haya muchas lagunas que llenar en lo que sucedió el 6 de enero, en lo que respecta a la seguridad de los edificios”.

El senador de Dakota del Sur, John Thune, el segundo republicano en el Senado, citó la preocupación en el caucus de que la investigación pudiera ser “armada políticamente” en el ciclo electoral de 2022.

“Quiero que nuestro mensaje de mitad de período se refiera a los tipos de problemas con los que se enfrenta el pueblo estadounidense”, dijo Thune. “Son los trabajos y los salarios y la economía, la seguridad nacional, calles seguras, fronteras fuertes y ese tipo de problemas, y no volver a legitimar las elecciones de 2020”.

El miércoles por separado, los ayudantes del representante Jamie Raskin, demócrata por Maryland, hicieron circular una carta que dijeron que era de un grupo de entre 40 y 50 agentes anónimos de la Policía del Capitolio de EE.

“Es inconcebible que algunos de los miembros que protegemos minimicen los eventos del 6 de enero”, dice la carta. “Es una suposición privilegiada para los Miembros tener el punto de vista de que ‘no fue tan malo’. Ese privilegio existe porque los valientes hombres y mujeres de la USCP los protegieron a ustedes, los miembros ”.

La carta fue rápidamente rechazada por los líderes de la Policía del Capitolio, quienes dijeron que la agencia no toma ninguna posición sobre asuntos legislativos.

Raskin dijo en una entrevista el miércoles por la noche que los oficiales se acercaron a su oficina con la carta y que ellos y sus familias estaban traumatizados por lo que sucedió el día 6. Raskin dijo que “no pueden creer que haya disensión en el Congreso” sobre los simples hechos de la insurrección.

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.