Biden se centrará en las elecciones y los medios de comunicación al concluir la cumbre por la democracia

Politica

WASHINGTON (AP) – El presidente Joe Biden busca cerrar el viernes su Cumbre virtual por la Democracia de dos días destacando la importancia de la integridad electoral, contrarrestando a los regímenes autoritarios y reforzando a los medios independientes.

En el primer día de la cumbre, Biden anunció planes para que Estados Unidos gaste hasta $ 424 millones en todo el mundo para apoyar a los medios independientes, el trabajo anticorrupción y más. La iniciativa surgió cuando pidió a los líderes mundiales que trabajaran con él para revertir lo que llamó una disminución alarmante de la democracia en todo el mundo.

“¿Permitiremos que el retroceso de los derechos y la democracia continúe sin control?” Biden dijo el jueves. “¿O juntos, juntos, tendremos una visión … y coraje para liderar una vez más la marcha del progreso humano y la libertad humana hacia adelante?”

Está previsto que el presidente pronuncie un discurso de clausura a los líderes y grupos de la sociedad civil el viernes por la tarde.

Biden no mencionó ni a China ni a Rusia por su nombre cuando inauguró la cumbre. Pero en repetidas ocasiones ha argumentado que Estados Unidos y sus aliados de ideas afines deben mostrar al mundo que las democracias son un vehículo mucho mejor para las sociedades que las autocracias. Es un principio central de la perspectiva de la política exterior de Biden, uno que prometió sería más orientado hacia el exterior que el enfoque de “Estados Unidos primero” de su predecesor Trump.

Biden subrayó que incluso las democracias establecidas desde hace mucho tiempo, como Estados Unidos, no han sido inmunes a las tensiones.

“Aquí en los Estados Unidos sabemos tan bien como cualquiera que renovar nuestra democracia y fortalecer nuestras instituciones democráticas requiere un esfuerzo constante”, dijo Biden.

La reunión de video del jueves provocó una reacción violenta de los principales adversarios de Estados Unidos y otras naciones que no fueron invitadas.

Los embajadores en Estados Unidos de China y Rusia, dos países que no recibieron invitaciones , escribieron un ensayo conjunto en el que describían a la administración Biden como exhibiendo una “mentalidad de guerra fría” que “avivará la confrontación ideológica y una ruptura en el mundo”. La administración también enfrentó un escrutinio sobre cómo decidió a qué países invitar.

Otros líderes en la cumbre hicieron sus propios comentarios sobre el estado de la democracia, muchos pregrabados, a menudo reflexionando sobre el estrés que la tecnología en rápida evolución está ejerciendo en sus naciones. También lamentaron el aumento de las campañas de desinformación destinadas a socavar las instituciones y las elecciones.

“La conversación democrática está cambiando”, dijo la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen. “Las nuevas tecnologías y las grandes empresas tecnológicas están preparando cada vez más el escenario para el diálogo democrático, a veces con más énfasis en el alcance que en la libertad de expresión”.

La cumbre se produce cuando Biden está presionando a Vladimir Putin de Rusia para que dé un paso atrás después de una acumulación masiva de tropas en la frontera con Ucrania que ha creado una creciente preocupación en Washington y las capitales europeas, así como en la propia Ucrania. Biden dijo el miércoles que advirtió a Putin de “graves consecuencias” si Rusia invadía.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, quien participó en la cumbre del jueves y luego habló por teléfono con Biden, dijo en Twitter: “La democracia no es un hecho, hay que luchar por ella”.

Andrzej Duda de Polonia se pronunció contra Rusia en su discurso, denunciando a Moscú y su apoyo a Bielorrusia.

Polonia y los aliados occidentales han acusado al aliado ruso Bielorrusia de utilizar a los migrantes como peones para desestabilizar a la Unión Europea en represalia por las sanciones a su régimen autoritario. Cientos de migrantes, en su mayoría de Oriente Medio, han acudido en masa a la frontera entre Bielorrusia y Polonia.

Polonia “asumió el compromiso de ser un apoyo a la democracia en Europa del Este”, dijo Duda. “Es una tarea hermosa, pero tiene sus consecuencias. Nos ha convertido en el objetivo de la propaganda del Kremlin ”.

Putin no hizo ningún comentario público sobre la cumbre del jueves, ya que participó en su propia videollamada con miembros del consejo del Kremlin para los derechos humanos.

Biden ha dicho que la aprobación de su ambiciosa agenda doméstica en casa – el proyecto de ley de infraestructura bipartidista de $ 1 billón que firmó como ley, así como la “Ley de Reconstrucción Mejor” de aproximadamente $ 2 billones de iniciativas sociales y de cambio climático que avanzan en el Senado – demostrará cómo la democracia puede mejorar la vida de las personas.

Algunos defensores también quieren que Biden se concentre más en apuntalar la democracia en casa. El jueves se llevó a cabo una prueba temprana cuando la Cámara aprobó la Ley de Protección de Nuestra Democracia, la tercera de un trío de proyectos de ley, junto con la Ley de Libertad de Voto y la Ley de Derechos Electorales John Lewis, respaldada en gran parte por los demócratas. Se espera que los republicanos en el Senado frenen los tres.

“Aquí en los Estados Unidos, sabemos que nuestra democracia no es inmune a las amenazas”, dijo la vicepresidenta Kamala Harris en declaraciones para cerrar el primer día de la cumbre que hizo referencia a la insurrección en el Capitolio en enero. “Se avecina el 6 de enero. grande en nuestra conciencia colectiva, y las leyes anti-votantes que muchos estados han aprobado son parte de un esfuerzo intencional para excluir a los estadounidenses de participar en nuestra democracia ”.

El Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral dijo en su informe anual que el número de países que experimentan un retroceso democrático “nunca ha sido tan alto” como en la última década, con Estados Unidos agregado a la lista junto con India y Brasil.

Los funcionarios chinos han ofrecido una serie de críticas públicas sobre la cumbre. También han expresado su indignación por que la administración haya invitado a Taiwán a participar. China reclama la isla autónoma como parte de su territorio y se opone a que tenga contactos por su cuenta con gobiernos extranjeros.

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, se negó a asistir a la conferencia. En un comunicado emitido antes de la reunión, el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo: “Valoramos nuestra asociación con los Estados Unidos, que deseamos expandir tanto bilateralmente como en términos de cooperación regional e internacional”.

Sin embargo, la relación de Pakistán con Estados Unidos ha estado cargada de sospechas por ambas partes. Islamabad se ha mostrado reacio a las críticas frecuentes de Washington de que Pakistán no ha sido un socio confiable en la guerra contra el terrorismo, acusándolo de albergar a los talibanes incluso cuando ese grupo luchó contra una coalición liderada por Estados Unidos. Pakistán dice que ha perdido 70.000 personas en la guerra contra el terrorismo desde 2001 y está listo para ser socio en la paz pero no en la guerra.

Otros países no invitados también han mostrado su descontento. Hungría, el único miembro de la Unión Europea no invitado, intentó sin éxito impedir que el presidente de la Comisión Europea hablara en nombre del bloque en la cumbre. El año pasado, Biden se refirió al primer ministro húngaro Viktor Orban como un “matón”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, desestimó la cumbre como un “evento de tipo político interno”, donde los países cuyos líderes tenían una buena relación con Trump no fueron invitados.

___

Los escritores de Associated Press Lisa Mascaro en Washington, Justin Spike en Budapest, Munir Ahmed en Islamabad, Vladimir Isachenkov en Moscú y el productor de videos Liu Zheng en Beijing contribuyeron a este informe.

Copyright 2022 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.