TAMPA, Fla. (WFLA) – En medio de la inflación más alta de los últimos 40 años, del aumento del precio del combustible y del incremento del costo de los alimentos, el presidente Joe Biden se dirigió al país para hablar de su plan para contener una crisis económica que le ha quitado el sueño a los estadounidenses.

“Yo sé que ustedes tienen que estar frustrados, yo lo sé. Puedo sentirlo”. Afirmó el primer mandatario nacional.

Biden habló sobre el origen de la crisis. “Hay dos causas que nos llevaron a la inflación de hoy. La primera fue la única pandemia de este siglo. No solo obligó a la paralización de la economía global, también dejó a la cadena de suministros y la demanda fuera de control”.

Y la cereza en el pastel. “Y en este año tuvimos una segunda causa. La guerra del señor Putin en Ucrania. Vimos en marzo que el 60% de la inflación de ese mes fue producto del incremento de la gasolina en las estaciones”. Sostuvo Biden.

Hernán Lugo-Galicia, líder independiente de la Bahía de Tampa, dice ya era hora de presentar un plan de respuesta a la crisis. “Todo gobierno, independientemente de la ideología que tenga está obligado a tomar decisiones cuando hay problemas económicos o problemas de factor político. En este caso biden está obligado a hacerlo”.

Biden habló de dos aspectos clave para atacar los altos precios: aumento de la oferta petrolera para controlar el mercado internacional y acciones concretas dentro del país. “Mi plan ataca la inflación y hace crecer a la economía. Bajando los costos para las familias trabajadoras, dandole a los empleados los aumentos que merecen, reduciendo el déficit fiscal a niveles históricos y haciendo que las empresas y personas más ricas de la nación paguen los impuestos que deben pagar”.

Pero Jonny Torres, miembro del partido Republicano en Tampa, pone en duda la eficacia de estas medidas. “Ellos están en control del Congreso, del Senado y de la Casa Blanca. Entonces lo que pasa es que el presidente Biden y los demócratas a nivel federal no tienen una respuesta, no tienen las soluciones para evitar esta recesión”.

El discurso del presidente Biden llega justo cuando la Reserva Federal anunció una inflación proyectada para el año que viene del 6.3%.

Mañana se espera que sea publicado el informe mensual que nos dirá en cuánto se incrementaron los precios durante el mes de abril.