TAMPA, Fla. (WFLA) – Los Tampa Bay Buccaneers están apoyando la lucha contra el cáncer infantil.

Los jugadores y miembros del personal se cortaron o tiñeron el cabello el miércoles como parte de la octava edición anual “Cortar y Teñir para Una Cura”, beneficiando a la Fundación Nacional de Cáncer Pediátrico.

Vincent Myrthil conoce bien la lucha contra el cáncer infantil. Los médicos diagnosticaron a su hijo Alexander con una forma rara de cáncer cuando tenía solo 2 años.

“Esos tiempos fueron muy difíciles, duros, duros”, dijo Myrthil.

Pero como dice el refrán, los tiempos difíciles no duran, la gente dura sí. Alexander, que ahora tiene nueve años, lleva cuatro años libre de cáncer.

Alexander, quien también se hace llamar “Papou”, es fanático de los Bucs. Su jugador favorito es Tom Brady.

“Es como el mejor y el GOAT del fútbol”, dijo Myrthil.

Alexander tuvo la oportunidad de conocer a Brady y otros jugadores de los Bucs el miércoles. Él y otros niños pequeños pudieron cortar o teñir el cabello de los jugadores y miembros del personal para crear conciencia y recaudar fondos para la investigación del cáncer pediátrico.

El entrenador en jefe de los Bucs, Todd Bowles, el gerente general Jason Licht, el mariscal de campo Tom Brady, el receptor abierto Mike Evans, el liniero defensivo Will Gholston y los linieros ofensivos Ryan Jensen, Donovan Smith y Tristan Wirfs estuvieron entre las docenas de jugadores y miembros del personal que asistieron.

“Es devastador para estos niños y familias luchar contra el cáncer, pero los niños son luchadores, y cuando tienen un equipo de campeonato detrás de ellos, significa mucho para estas familias”, dijo el director general de la Fundación Nacional del Cáncer Pediátrico, David Frazer.

“De hecho, me siento muy feliz de que estén haciendo cosas por otros niños con cáncer y tratando de ayudarlos”, dijo Alexander.

“Solo ver que son tan sensibles al tema, que están dispuestos a ir más allá para ayudar a recaudar fondos para promover la concientización sobre el cáncer infantil, es increíble”, dijo Myrthil.

Myrthil y su hijo ahora están activos en la Fundación Nacional de Cáncer Pediátrico, con la esperanza de retribuir y marcar una diferencia en la vida de otras familias. Alexander tiene un mensaje para cualquiera, joven o viejo, que esté peleando la misma batalla que una vez peleó.

“Les diría que se calmen porque todo estará bien con el tiempo”, dijo Alexander.

Este es el octavo año que los Bucs participan en esta campaña y el equipo ha recaudado más de $500,000 para la caridad.