TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) – Eric Cuenca y Maylen López, son dos jóvenes médicos cubanos que llegaron a los Estados Unidos hace tres años, después de una travesía que duró poco más de un mes y que implicó el paso por 9 países del continente.

Pero lo que hoy los trajo a nuestras oficinas de WFLA no tiene nada que ver con su viaje. Llegaron esta vez en busca de ayuda porque después de casi dos años pidiendo la reunificación familiar para traer a sus hijos Lisa de 8 años y Eric de 10, todo cambió en un abrir y cerrar de ojos. Asi lo afirmó la madre de los menores, Maylen. “Solamente estábamos esperando que nos dieran para cerrar el caso y la fecha de entrevista de ambos niños que ya tenían sus casos aprobados, estaban los casos unidos y todo estaba aceptado, y de la noche a la mañana me desaparece la niña de la página del hermano”.

Eric dice que desde que identificaron el problema han hecho de todo para comunicarse con las autoridades. “Llamas y no contestan, los correos tampoco. Entonces sientes frustración por esa parte pero también por tenerlos lejos a ellos”.

Tras la insistencia, Maylen logró comunicarse con las oficinas de migración en La Habana. “Ni siquiera me han sabido decir qué pasa con el caso de la niña. Simplemente se extraviaron los documentos, envíelos de nuevo, tiene que hacer el pago nuevamente y ya yo le mandé nuevamente los documentos, se les mandó el recibo de pago que ya se había hecho y al no mandarme respuesta me cierran el caso del niño”.

Para el abogado de inmigración Paúl Palacios en ocasiones solo hay una salida. “Lamentablemente en algunos casos no hay ningún remedio sino tener que pagar otra vez lo que la gente ya ha pagado para que el departamento de USCIS mande eso otra vez al centro nacional de visas para que lo vuelvan a poner en el sistema si es que se ha extraviado”.

Pero nosotros haremos todo lo posible para llevar el caso a las autoridades. “Los busqué a ustedes porque he tenido muy buenas referencias de ustedes que han ayudado a varias personas y nosotros necesitamos ayuda”. Afirmó Maylen.

Pese a que nuestro equipo contactó a oficinas del Senado de los Estados Unidos, a las autoridades de USCIS y del Departamento de Estado, aún estamos a la espera de una respuesta oficial.