TAMPA, Fla. (WFLA) – Un técnico de reparación de teléfonos del condado de Sarasota fue arrestado después de enviarse a sí mismo una copia de un video explícito almacenado en el dispositivo de una cliente, según las autoridades.

La Oficina del Sheriff del Condado de Charlotte dijo que Cody Terry, de 28 años, de North Port, “accedió ilegalmente” a los archivos del dispositivo de una mujer después de que ella llevó su iPhone para repararlo en “I-Fix”, ubicado en 2221 Tamiami Trail en Port Charlotte.

La mujer le dijo a las autoridades que dejó su teléfono con Terry durante unas dos horas para que lo repararan. Durante ese tiempo, los agentes dijeron que Terry revisó los archivos personales de la mujer y descubrió un video explícito de la mujer.

Terry luego envió un mensaje de texto con el archivo a su propio teléfono personal.

Al día siguiente, la mujer descubrió el mensaje enviado y descubrió que el video también había sido eliminado de su dispositivo.

Usando el número de teléfono al que se envió el archivo, los agentes pudieron rastrearlo hasta Terry.

Terry permitió que los investigadores buscaran en su teléfono y le dijo al oficial que si tenía un archivo de este tipo guardado en su teléfono, estaría ubicado en una carpeta oculta.

Una vez que se abrió la carpeta oculta, Terry señaló el video en cuestión “entre varios otros del mismo tipo” en la carpeta, dijeron los agentes.

La información del archivo reveló que se guardó en su teléfono el mismo día que la víctima llevó su teléfono a reparar y durante el período de tiempo que lo dejó en el negocio.

“Cuando contratamos el servicio de una empresa, tenemos la expectativa de confiar en que se realizará el trabajo y se protegerá nuestra privacidad”, dijo el alguacil del condado de Charlotte, Bill Prummell. “Este joven no solo violó esa confianza, sino que también violó la ley. Animo a todos a ser cautelosos con sus archivos personales en sus dispositivos electrónicos, porque una vez que salen, no se sabe hasta dónde pueden llegar”.

Luego de una investigación, Terry fue arrestado y transportado a la cárcel del condado de Charlotte, donde fue liberado con una fianza de $5,000.