Seguimiento de los trópicos: Eta de movimiento lento para impactar a Florida toda la semana

Noticias Locales

TAMPA (AP) – Una tormenta tropical reforzada Eta tocó tierra en Cuba la madrugada del domingo y tiene la vista puesta en el extremo sur de Florida, luego de dejar decenas de muertos y más de 100 desaparecidos en Centroamérica, que azotó la semana pasada como un gran huracán.

Eta entró en Cuba incluso cuando los buscadores en Guatemala todavía estaban cavando en busca de personas que se creían enterradas por un deslizamiento de tierra masivo provocado por la lluvia. Las autoridades dicen que 15 personas están confirmadas muertas y al menos 109 están desaparecidas en Guatemala, muchas de ellas en el deslizamiento de tierra en San Cristóbal Verapaz.

El Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. Emitió advertencias de tormenta tropical para el sur de Florida y los Cayos de Florida, y se emitieron advertencias para el centro de Cuba; partes del sur de Florida y los Cayos incluso fueron puestas bajo vigilancia de huracán.

El Centro de Huracanes dijo que Eta estaba ubicado a unas 90 millas (145 kilómetros) al oeste de Camagüey, Cuba, el domingo por la mañana y se movía hacia el noreste a 12 mph (19 kph) con vientos de 65 mph (100 kph). Se esperaba que el sistema se acercara a los Cayos de Florida y al sur de Florida a última hora del domingo o el lunes.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el sábado el estado de emergencia para ocho condados al final del estado cuando se acercaba Eta, instando a los residentes a abastecerse de suministros. El sur de Florida comenzó a vaciar los puertos y se abrió una pequeña cantidad de refugios en Miami y los Cayos de Florida para residentes en casas móviles y áreas bajas.

El condado de Miami-Dade declaró el estado de emergencia el viernes por la noche y también advirtió que una alerta de inundación estaría vigente hasta el martes por la noche.

Más al sur, en los Cayos, los funcionarios estaban monitoreando la tormenta de cerca, pero aún no tenían planes de evacuar a los turistas o residentes. Instaron a los residentes a asegurar sus botes y alentaron a los visitantes a considerar alterar los planes hasta que Eta hubiera pasado.

“Los residentes deben monitorear esta tormenta y estar preparados para vientos sostenidos con fuerza de tormenta tropical alta y ráfagas de huracán”, dijo Shannon Wiener, Directora de Manejo de Emergencias del Condado de Monroe.

Eta fue una vez un huracán de categoría 4, y las autoridades de Panamá a México todavía estaban evaluando los daños posteriores a los días de lluvias torrenciales durante la semana.

En Guatemala, los equipos de búsqueda primero tuvieron que superar múltiples deslizamientos de tierra y lodo profundo solo para llegar al sitio donde los funcionarios han estimado que unas 150 casas fueron devastadas.

En la aldea más afectada, Quejá, al menos cinco cuerpos han sido sacados del barro. La comunidad indígena de unos 1.200 habitantes constaba de casas sencillas de madera y techos de hojalata que se aferraban a la ladera de la montaña.

Los equipos de rescate utilizaron un helicóptero para evacuar al sobreviviente Emilio Caal, quien dijo que perdió hasta 40 familiares y parientes. Caal, de 65 años, sufrió una dislocación en el hombro cuando el deslizamiento de tierra envió rocas, árboles y tierra a toda velocidad hacia la casa donde estaba a punto de sentarse a almorzar con su esposa y sus nietos. Caal dijo que fue lanzado varios metros (metros) por la fuerza del tobogán, y que ninguno de los otros pudo salir.

“Mi esposa está muerta, mis nietos están muertos”, dijo Caal desde un hospital cercano.

En la vecina Honduras, María Elena Mejía Guadron, de 68 años, murió cuando las aguas marrones del río Chamelecón se vertieron en el vecindario Planeta de San Pedro Sula antes del amanecer del jueves.

Mirian Esperanza Nájera Mejía había huido de su casa en la oscuridad con sus dos hijos y Mejía, su madre. Pero mientras ella abrazaba a sus hijos, la corriente se llevó a Mejía.

Nájera buscó desesperadamente a su madre el viernes por la mañana. Pero el cuerpo de Mejía fue recuperado posteriormente.

“Cuando comenzaron las inundaciones, toda la familia estaba saliendo de la casa”, dijo la amiga de la familia Nery Solis. “Mirian tuvo a sus dos hijos y de repente la corriente los agarró y no pudo traer a su mamá”.

En el sur de México, al otro lado de la frontera con Guatemala, 20 personas murieron debido a que las fuertes lluvias atribuidas a Eta provocaron deslizamientos de tierra y crecieron arroyos y ríos, según el funcionario de defensa civil del estado de Chiapas, Elías Morales Rodríguez.

El peor incidente en México ocurrió en el municipio montañoso de Chenalhó, donde 10 personas fueron arrastradas por un riachuelo crecido por la lluvia; sus cuerpos fueron encontrados más tarde río abajo.

Las inundaciones en el vecino estado de Tabasco fueron tan graves que el presidente Andrés Manuel López Obrador interrumpió un viaje al oeste de México y volaba a Tabasco, su estado natal, para supervisar los esfuerzos de ayuda.

La llegada del huracán Eta al noreste de Nicaragua el martes siguió a días de lluvia torrencial mientras se arrastraba hacia la costa. Su camino lento y serpenteante hacia el norte a través de Honduras empujaba ríos sobre sus orillas.

Copyright 2021 Nexstar Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.

April 24 2021 08:00 am