CONDADO DE POLK, Fla. (WFLA) – Los padres de una niña originaria de Winter Haven, de tan solo un año de edad, dicen que está viva hoy gracias a las acciones heroicas de un socorrista fuera de servicio en un desfile de Navidad.

Intervino después de varios minutos frenéticos de terror para la familia de la menor.

“Eso todavía me persigue, hasta el día de hoy. Estoy segura de que todos pueden ver estas bolsas debajo de mis ojos. No he vuelto a dormir desde entonces”, dijo Kerstin Brower.

Brower, su esposo, Anthony, su hija, Elena, su hijo y otros miembros de la familia estaban emocionados de estar en la carroza temática del Grinch de Hubbard Family Trucking en el Desfile de Navidad de Havendale el viernes.

Elena estaba en los brazos de un miembro de la familia cuando la gente en la multitud los alertó de que algo andaba mal.

“Sus ojos estaban completamente rojos. Estaban abultados. Sus labios se volvían de un color diferente. Se notaba que no le entraba oxígeno”, dijo Brower.

La familia pasó varios minutos intentando todo para que ella volviera a respirar. Nada parecía funcionar.

“Ella apoyó la cabeza en el pecho de mi padre y cerró los ojos y en ese momento, supimos que se había rendido”, dijo Brower.

Fuente: Cuerpo de Bomberos del Condado de Polk

Poco después de ese momento crucial, el paramédico de operaciones especiales del Cuerpo de Bomberos del Condado de Polk fuera de servicio, Dustin Bovill, se subió a la carroza en movimiento y ofreció su ayuda.

“Él dice, sé lo que estoy haciendo, puedo ayudarla. Era solo ese instinto, ¿puedo confiarle a un extraño la vida de mi hija en este momento? ¿Puedo hacer eso?” dijo Kerstin Brower.

“Simplemente creo que es una locura porque arriesgó su propia vida saltando a una carroza en movimiento porque, en un movimiento en falso, podría haberse caído y haber sido atropellado fácilmente”, dijo Anthony Brower, el padre de Elena.

Según Brower, Bovill golpeó con cuidado la espalda de Elena y ella volvió, feliz como siempre.

Bovill se quedó en la carroza hasta que pudieron llevar a Elena a un camión de rescate.

“Solo me gustaría que supiera que salvó la vida de Elena”, dijo Anthony Brower, con lágrimas en los ojos.

“Estoy como, literalmente sin palabras sobre él. No tengo ni idea de qué decir además de gracias”, dijo Kerstin Brower.

En los días posteriores, Bovill ha estado en comunicación con los padres de Elena, asegurándose de que todavía estaba bien.

“Tenemos miembros admirables en nuestra organización y siempre están comprometidos. Trabajan duro ya sea que estén de servicio o fuera de servicio. Me enorgullece ser el nuevo jefe de bomberos aquí en el condado de Polk”, dijo el Dr. Hezedean Smith, jefe de bomberos y bomberos del condado de Polk.

En cuanto a lo que le ocurrió a Elena, los Brower todavía están tratando de resolverlo.

Antes del incidente en la carroza del desfile, Elena había experimentado ataques menores de asfixia.

“No estamos muy seguros de lo que pasó exactamente. Todavía está en el aire lo que sucedió exactamente, pero estamos viendo especialistas y lo estamos resolviendo porque no vamos a detenernos hasta que lleguemos al fondo del asunto”, dijo Brower.