LAKELAND, Fla. (WFLA) – Una niña de 13 años fue arrestada por la policía de Lakeland durante una protesta por el derecho al aborto el 4 de julio.

Lillie Johnson le dijo a News Channel 8 que no la disuadirán de ejercer sus derechos de la Primera Enmienda después de que el video de su arresto se volviera viral.

“En todo caso, esto me ha animado más a luchar por la libertad de todos. Pase lo que pase, no importa quién”, dijo Lillie.

La madre de Lillie, Lauren Johnson, grabó un video el lunes de los oficiales de policía de Lakeland deteniendo a su hija en Munn Park.

“Es importante usar tu voz y usarla de manera pacífica y apropiada, y estoy muy orgullosa porque eso es exactamente lo que hizo”, dijo Johnson.

Lillie dijo que volvió a la protesta contra la decisión de la Corte Suprema de anular Roe vs Wade después de estar bajo custodia policial durante una hora.

La madre y los abogados de Johnson dijeron que la adolescente está acusada de violar la ordenanza de control de ruido de la ciudad porque estaba usando un megáfono.

La policía de Lakeland se negó a compartir la declaración jurada del arresto debido a la edad de la niña.

“Desde el reciente fallo de la Corte Suprema de EE.UU., cientos de personas se han reunido pacíficamente en nuestra ciudad con pocos incidentes aislados”, dijo la policía de Lakeland en un comunicado. “Los oficiales están presentes para garantizar un entorno seguro para quienes ejercen sus derechos mientras lo hacen de acuerdo con los estatutos del estado de Florida y las ordenanzas de la ciudad”.

La comisionada de Agricultura de Florida y candidata demócrata a gobernadora Nikki Fried compartió el video del arresto de la madre en Twitter y ha sido visto más de 4.5 millones de veces.

“Ella no estaba lastimando a nadie”, dijo Fried en una entrevista con News Channel 8. “Ella no estaba atacando a nadie. Ella no estaba siendo violenta. Ella estaba hablando sobre algo que va a impactar su vida”.

Tres días después del arresto, la comisionada Fried se unió a Lillie y su madre en otra manifestación de “libertad para elegir” en el centro comercial Southgate de Lakeland.

“Tengo derecho a protestar por mi cuerpo porque soy menor de edad, no puedo votar, pero podemos persuadir a los que pueden votar y quiero luchar por cualquiera que tenga útero”, dijo Lillie.