CONDADO DE PINELLAS, Fla. (WFLA) – El alcalde de North Redington Beach está preocupado de que el condado de Pinellas pueda sufrir el mismo destino que Daytona Beach en la próxima gran tormenta.

“Ya estamos en una etapa ahora en la que la primera tormenta que llegue aquí, no vamos a tener una playa”, dijo el alcalde Bill Queen.

Las playas del condado de Pinellas se han renovado cada cinco a siete años a través de un proyecto federal administrado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Queen dice que es posible que el próximo proyecto de renovación no se lleve a cabo porque el Cuerpo de Ingenieros del Ejército requiere que el 100 por ciento de los propietarios firme una servidumbre permanente que permita el acceso público a la playa antes de que pueda comenzar el proyecto.

“Obtuve el 100 por ciento en mi ciudad. Belleair Beach obtuvo el 100 por ciento en su ciudad, pero esa es una microsección de lo que debe suceder para este proyecto”, dijo Queen.

Cheryl Hapke es profesora de investigación en la USF y experta en geología costera.

Hapke dice que sin renovación, las playas del condado de Pinellas eventualmente se erosionarán como las de Daytona Beach después de los huracanes Ian y Nicole.

“La costa atlántica probablemente se vea un poco más afectada porque tienen olas más grandes que las que solemos tener, pero esa marejada ciclónica aún puede causar mucho daño”, dijo Hapke.

Bill Queen dice que el condado de Pinellas necesita encontrar otra fuente de financiación para el proyecto de la playa o arriesgarse a perder la propiedad y el turismo.