TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) – Una pareja de Tampa fue sentenciada a más de 5 años de prisión por conspirar para cometer el lavado de $20 millones en más de 400 transacciones tras haberse declarado culpable en junio pasado, informó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés) el lunes.

Virginia García Moreta, de 35 años y Héctor Rodríguez Méndez, de 47, ambos de Tampa, fueron sentenciados a 70 y 63 meses en una prisión federal, respectivamente. Como parte de sus sentencias, el tribunal también emitió una orden de decomiso por la cantidad de $21,567,939, que representaba el producto de la conspiración.

Según documentos judiciales, García Moreta y Rodríguez Méndez encabezaron una organización de lavado de dinero con sede en Tampa responsable del lavado de más de $20 millones en ganancias de drogas en más de 400 transacciones.

Durante la conspiración, la pareja recibió cantidades sustanciales de las ganancias de las drogas, luego dio fajos de efectivo con instrucciones de compra a las personas que Rodríguez Méndez había reclutado para comprar cheques de caja. Estos cheques a menudo indican que el remitente es un coconspirador o un negocio registrado a nombre del coconspirador, según el DOJ. Los co-conspiradores luego viajaban a menudo a varios bancos en el mismo día para evitar sospechas. Estos cheques de caja se entregaron luego a otras empresas e individuos involucrados en la conspiración.

El 18 de junio de 2019, agentes de la Patrulla de Carreteras de Florida detuvieron a García Moreta mientras ella estaba en posesión de una bolsa que contenía cheques de caja y recibos de cheques de caja por un total de más de $1 millón.

En total, los investigadores identificaron $21,567,939 que fueron lavados para promover la conspiración. La participación de los acusados ​​en las ganancias por su papel en el esquema fue de aproximadamente el tres por ciento.

“La principal motivación de estas organizaciones narcotraficantes es el lucro a costa de la seguridad y salud de nuestros ciudadanos. Las acciones de estos individuos ayudaron a los narcotraficantes a llevar este veneno a nuestras comunidades”, dijo Deanne L. Reuter, agente especial a cargo de la División de Campo de Miami de la DEA.

“El dinero sucio del narcotráfico no puede introducirse legalmente en el flujo comercial, por lo que los traficantes confían en los lavadores de dinero para “limpiarlo””, dijo Brian Payne, agente especial a cargo del IRS-CI. “Aquellos que lavan el producto de las drogas son tan viles y culpables como los propios traficantes, razón por la cual las sentencias de hoy responsabilizan adecuadamente a los acusados ​​por sus acciones”.