TAMPA, Fla. (WFLA) – Los padres de dos niñas que presuntamente fueron agredidas en un patio de recreo de la Base de la Fuerza Aérea MacDill están decepcionados.

Pero un padre, que no está siendo identificado para proteger la identidad de su hijo de seis años, dijo que fue un shock escuchar la opinión del Juez Abogado General (JAG) sobre el caso que involucra las acusaciones de agresión sexual en primer grado de su hijo.

“Encontraron causa probable de que cometió este crimen, pero como es menor de edad, a la edad de 13 años, no pueden procesarlo”, dijo. “Estamos bastante enojados y agitados”.

La investigación de la División de Investigación Criminal del Ejército (CID, por sus siglas en inglés) comenzó a principios de este año después de que dos niñas menores de siete años alegaron que su vecino de 13 años las agredió en un patio de recreo. La investigación se completó recientemente, según un portavoz de MacDill.

El padre de la otra presunta víctima, que es más joven que la otra niña, dijo que fue “extremadamente difícil” escuchar que el sospechoso no sería acusado.

“Solo un sentimiento de impotencia”, dijo. “Es como dejarnos con una sensación de vacío de que no hay justicia”.

Su hija fue grabada por su esposa, alegando que el niño de 13 años se expuso y se ofreció a darle un masaje.

“Pero yo no quería un mensaje”, dijo la voz joven. “Y luego hizo algo. Como, algo extraño”.

“Eso es extremadamente desalentador”, dijo su padre. “Porque los hechos están ahí y tienen una causa probable. No tiene ningún sentido”.

Se están investigando presuntos delitos sexuales en MacDill que involucran a niños menores de 7 años; padres frustrados

Le preguntaría al aspirante a fiscal esto:

“Si esta fuera tu hija, ¿abandonarías ese caso? ¿Qué hace que este caso sea diferente? ¿Por qué mi hija es diferente a tu hija?” preguntó. “Simplemente se está saliendo con la suya y sigue viviendo su vida cuando mi hija y la otra víctima todavía están luchando con esto”.

Los padres de MacDill también expresaron su preocupación de que los futuros vecinos del niño de 13 años no serán informados sobre las acusaciones.

“Él debe rendir cuentas y la gente debe saberlo. Y la gente debe poder proteger a sus hijos”, dijo el padre de la presunta víctima más joven. “Si sucediera algo más, la gente dirá por qué no nos informaron de esto”.

Al niño de 13 años se le ordenó salir de la base el día después de que se publicara el primer informe 8 on Your Side.

El subjefe de Asuntos Públicos de MacDill, Terry Montrose, dijo que el comandante de la base excluyó al adolescente de la base “después de un informe inicial de la investigación del CID [Army] “.

“El CID del ejército informó recientemente a los funcionarios de MacDill que la investigación ha concluido”, dijo Montrose en un comunicado. “El caso ha sido remitido a la Oficina del Fiscal Federal”.

William Daniels, el portavoz de la Oficina del Fiscal Federal de Tampa, dijo: “No tenemos comentarios en este momento”.

El padre del niño que alegó agresión sexual en primer grado dijo que no espera ninguna divulgación de las acusaciones, incluso si el niño vive en otra base militar.

“Al menos hazles saber a los padres que hay alguien así”, dijo. “Especialmente en la base”.

Una investigación de Associated Press de 2018 documentó 600 casos de agresión sexual desde 2007 en bases estadounidenses en todo el mundo. Según AP, se procesó alrededor de uno de los siete presuntos ataques de un conjunto de 100 investigaciones.