PALMETTO, Fla. (WFLA) – La Oficina del Sheriff del Condado de Manatee dijo que un niño de 16 años que resultó herido en un tiroteo accidental murió el lunes.

El adolescente resultó gravemente herido el martes pasado después de que su amigo, un niño de 15 años, le disparara accidentalmente a la víctima en la cabeza mientras jugaba con una pistola.

Inicialmente, a los agentes se les dijo que la víctima se disparó accidentalmente en la cabeza, pero luego se reveló que esto era falso.

El joven de 16 años fue llevado al Hospital Blake donde permaneció en estado crítico durante días hasta su muerte.

El joven de 15 años fue inicialmente acusado de intento de homicidio involuntario, pero con la muerte de la víctima, el cargo se actualizó a homicidio involuntario, dijeron los agentes.

El sospechoso fue ingresado en el Centro Regional Juvenil de Manatee después del incidente.