MULBERRY, Fla. (WFLA) – El hombre que fue asesinado a tiros en un intento de asesinato-suicidio en el condado de Polk durante el fin de semana era un ministro a tiempo parcial que celebraba servicios religiosos en su casa, según el alguacil del condado.

El alguacil Grady Judd proporcionó nuevos detalles el martes sobre lo que condujo al tiroteo que dejó un hombre muerto y envió al presunto tirador al hospital.

El tiroteo ocurrió poco después de las 9:00 p.m. del domingo en el área de Bailey Road en Mulberry. La oficina del alguacil inicialmente lo calificó como un asesinato-suicidio, pero luego dijo que el presunto pistolero sobrevivió al intento de suicidio y fue llevado al hospital.

La víctima fue identificada el martes como Cipriano Jiménez Toribio, de 38 años. Era instalador de techos y pastor a medio tiempo que celebraba servicios religiosos en su casa, dijeron las autoridades.

El tirador acusado no ha sido acusado oficialmente ya que todavía está en el hospital y no se espera que sobreviva, pero el alguacil Judd lo identificó como Edward Flores, de 27 años.

Flores había estado lidiando con problemas de drogas y se estaba quedando con su madre, propietaria de la casa donde vivía la víctima, dijo un portavoz de la oficina del alguacil del condado de Polk.

Según el alguacil, Flores asistía a los servicios religiosos que realizaba la víctima. Toribio había tratado de ayudar a Flores con sus problemas con las drogas, dijo Judd.

“Él ha tratado repetidamente de ayudar al sospechoso y ha orado con él con respecto al problema de drogas del sospechoso”, dijo el alguacil Judd.

Los agentes dijeron que un testigo les dijo que Toribio y él regresaron a casa el domingo por la noche y encontraron todos los interruptores automáticos apagados en la casa de la víctima. Según la oficina del alguacil, Flores apareció con su arma en mano, les ordenó que fueran al patio trasero y les preguntó a los dos dónde habían estado.

El alguacil Judd dijo que Flores le disparó dos veces a Toribio y luego escapó. Toribio fue declarado muerto en la escena.

Los agentes que respondieron dijeron que encontraron a Flores a media milla de la escena una hora después del tiroteo. Estaba inconsciente con una herida de bala autoinfligida, dijo la oficina del alguacil. Permanece en el hospital con soporte vital desde el martes por la tarde.

Según Judd, la madre de Flores les dijo a los agentes que su hijo había estado bebiendo y parecía estar drogado cuando salió de casa justo antes del tiroteo.