Los programas de rehabilitación de Florida y las residencias de recuperación enfrentan una regulación adicional de la nueva ley

Noticias Locales

FILE – In this May 6, 2019 photo file photo an injection drug user, deposits used needles into a container at the IDEA exchange, in Miami. National data is incomplete, but available information suggests U.S. drug overdose deaths are on track to reach an all-time high. Addiction experts blame the pandemic, which has left people stressed and isolated, disrupted treatment and recovery programs, and contributed to an increasingly dangerous illicit drug supply. (AP Photo/Lynne Sladky, Fie)

TAMPA, Fla. (WFLA) – Una nueva ley de Florida crea sanciones penales por fraude cometido por operadores de programas de abuso de sustancias y establece reglas sobre cómo se clasifican las residencias de recuperación.

Bajo SB 804, se han implementado nuevas sanciones por hacer declaraciones falsas u omitir hechos al solicitar licencias para ser un proveedor de servicios. La nueva ley también requiere que el Departamento de Niños y Familias de Florida suspenda las licencias de los proveedores bajo ciertas circunstancias.

Ahora será un delito grave de tercer grado falsificar o retener información en las solicitudes para obtener una licencia como proveedor de servicios por abuso de sustancias. Cuando los proveedores de servicios operan directamente o bajo contrato con una agencia estatal, deben tener una licencia del DCF.

Los proveedores con licencia del DCF no deben estar sujetos a sanciones por información falsa o por ocultar hechos importantes al solicitar la licencia.

En el futuro, la ley también autoriza al DCF a suspender las licencias de un proveedor de servicios si no paga las multas administrativas y los intereses por las acciones disciplinarias tomadas por el departamento dentro de los 60 días.

Además, la ley exige que los proveedores de servicios paguen multas e intereses por violaciones de las prohibiciones de derivación de pacientes dentro de los 60 días posteriores a la fecha establecida por el DCF, o también se les podría suspender la licencia.

SB 804 también hace que las viviendas unifamiliares o bifamiliares que se conviertan en residencias de recuperación certificadas no tengan un cambio de ocupación debido a su conversión en una instalación de recuperación. Los propietarios que convierten sus casas en residencias de recuperación siguen siendo los ocupantes legales, de acuerdo con la ley.

En aras de hacer cumplir el Código de Prevención de Incendios de Florida, las viviendas convertidas en residencias de recuperación no se pueden reclasificar y conservarán su estado como viviendas unifamiliares o bifamiliares.

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.