TAMPA, Fla. (WFLA) – Un juez aceptó el martes un acuerdo de culpabilidad para el hombre que drogó, torturó y mató a dos hombres en Tampa hace casi dos décadas.

La semana pasada, Steven Lorenzo pidió cambiar su declaración de no impugnación a culpable y ser sentenciado a muerte por los asesinatos de Jason Galehouse y Michael Wacholtz en 2003. Lorenzo ya cumple una sentencia de prisión federal de 200 años después de ser condenado en 2005 por drogar y violar a varios hombres, incluidos Galehouse y Waccholtz.

Según los fiscales, Lorezno y otro hombre, Scott Schweickert, atrajeron a varios hombres de los bares a la casa de Lorenzo y los drogaron, torturaron y agredieron sexualmente.

Schweickert finalmente confesó los crímenes y dijo que desmembraron el cuerpo de Galehouse y desecharon las partes en contenedores de basura en todo Tampa. La policía encontró el cuerpo de Wachholtz dentro del Jeep de Lorenzo, que había sido abandonado.

La pareja fue condenada por delitos federales de drogas, pero no fue hasta 2012 que los fiscales tuvieron pruebas suficientes para acusar a Schweickert de los asesinatos. Se declaró culpable y testificó contra Lorenzo. Lorenzo fue imputado años después.

Lorenzo planeó representarse a sí mismo en el juicio, que se retrasó repetidamente.

Inicialmente se ofreció a declararse sin oposición para evitar la pena de muerte, pero la semana pasada pidió cambiar su declaración de culpabilidad.

En una nota manuscrita al Tribunal del Decimotercer Circuito Judicial del condado de Hillsborough, pidió “ser declarado culpable de todos los cargos y ser sentenciado a muerte”.

El martes, el juez Christopher Sabella aceptó su acuerdo de culpabilidad y dijo que Lorenzo será sentenciado el 6 de febrero. Enfrenta la pena de muerte o cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.