PENSACOLA, Fla. ( WKRG ) — Un joven de 18 años fue arrestado luego de ser acusado de entrar a la fuerza en una casa, apuntar con un arma a las personas que estaban adentro, amenazar con disparar y luego conducir a los agentes en una persecución a alta velocidad.

La víctima le dijo a los agentes que Randall Bell, de 18 años, entró a la fuerza a su casa y corrió adentro gritando el lunes 4 de julio. Sostenía un arma y apuntó a la víctima, diciendo que le dispararía.

La víctima dijo que mientras Bell apuntaba con el arma, accidentalmente soltó el cargador y cayó al suelo. Luego rápidamente se agachó para recuperarlo y colocó el cañón del arma de fuego en la cabeza de la víctima y amenazó con matarlo, según el informe del arresto.

Varias otras personas adentro les dijeron a los agentes la misma historia. Una mujer que estaba dentro de la casa también dijo que Bell le arrebató un cachorro de los brazos.

Nunca se recuperó un arma, pero el cachorro fue encontrado y a salvo. Bell fue fichado en la Cárcel del Condado de Escambia con una fianza de $94,000.

Bell fue acusado de robo con agresión, robo con agresión violencia doméstica, acto criminal, asalto agravado con un arma de fuego, posesión de un arma de fuego en la comisión de un delito grave y huir y eludir a la policía a alta velocidad.