ST. PETERSBURG, Fla. (WFLA) – Un niño de 15 años que murió después de sufrir una herida de bala el sábado puede haberse disparado accidentalmente, según una actualización brindada por la policía de St. Petersburg.

Los oficiales respondieron inicialmente a una casa el sábado en 12th Avenue South, poco después de las 4:30 p.m. en respuesta a un informe de un niño de 15 años con una herida de bala.

Según los informes, el niño estaba visitando la casa de un amigo cuando “el disparo ocurrió dentro de la casa”.

Los hallazgos preliminares indican que el niño estaba manejando el arma cuando accidentalmente se disparó en su dirección. Los oficiales dijeron que el hallazgo aún debe ser confirmado a través del médico forense de Pinellas.

Los investigadores están trabajando para determinar cómo el adolescente obtuvo el arma. Una investigación está en curso.

No se dio a conocer información adicional de inmediato.

Esta es una historia en desarrollo.