TREASURE ISLAND, Fla. (WFLA) – Un hombre de Pinellas Park detenido por exceso de velocidad facilitó el trabajo de los agentes cuando admitió que conducía ebrio la madrugada del domingo.

Según un informe de arresto de la oficina del alguacil del condado de Pinellas, los agentes detuvieron a Andrew Joseph Beck, de 27 años, alrededor de las 2:22 a.m. por presuntamente conducir a alta velocidad y de manera imprudente, casi golpeando una barrera en el medio de la carretera. Los agentes dijeron que lo marcaron a 47 mph en una zona de 35 mph.

Cuando los agentes se acercaron a Beck, dijeron que espontáneamente les dijo: “No les voy a mentir, estoy borracho”. Según los informes, mostró signos de intoxicación, como ojos vidriosos y equilibrio inestable, y tuvo un desempeño deficiente en las pruebas de sobriedad de campo.

Los agentes dijeron que el nivel de alcohol en el aliento de Beck se midió en 0.272 y 0.282, más de tres veces el límite legal. Fue fichado en la Cárcel del Condado de Pinellas por un cargo de conducir bajo la influencia.