HOLIDAY, Fla. (WFLA) – Un hombre del condado de Pasco fue sentenciado a décadas en una prisión federal después de viajar para encontrarse con un agente encubierto del FBI que se hizo pasar por un padre que ofrecía a su hijo para tener relaciones sexuales. La agencia también encontró más de 4,000 imágenes de pornografía infantil en sus dispositivos.

Thomas VanGelder, de 40 años, pasará los próximos 30 años en una prisión federal por intento de seducción de un menor y posesión de material de abuso sexual infantil después de declararse culpable en mayo. VanGelder llamó la atención del FBI después de intercambiar imágenes de pornografía infantil con un hombre de New Port Richey, quien luego fue arrestado. El FBI asumió la identidad del hombre y continuó comunicándose con VanGelder.

Los documentos judiciales dicen que VanGelder habló con un agente encubierto del 5 de mayo de 2021 al 27 de mayo de 2021. En el transcurso de la conversación de una semana, VanGelder envió seis imágenes de pornografía infantil al agente y les dijo que quería reunirse para poder abusar sexualmente de su hijo. Sugirió poner pastillas para dormir en el helado para poder abusar del niño mientras estaba “desmayado”.

VanGelder organizó una reunión con el agente encubierto, con la intención de abusar sexualmente de su hijo, el 27 de mayo de 2021 en Tampa. Fue arrestado por el FBI. Mientras estaba bajo custodia, VanGelder intentó enviar un mensaje de texto a su novia y pedirle que destruyera una bolsa verde que estaba escondida debajo de su cama. VanGelder no tenía servicio celular en el edificio, por lo que los mensajes de texto no se enviaron.

Después de obtener una orden de allanamiento para la casa de VanGelder, el FBI recuperó la bolsa verde con múltiples dispositivos electrónicos adentro. Los dispositivos contenían más de 4,000 imágenes de abuso sexual infantil, “incluidas imágenes que mostraban a niños preadolescentes sometidos a conductas sadomasoquistas y ataduras”.

Los agentes también se enteraron de que VanGelder estaba coordinando con un hombre de Orlando para crear contenido de abuso sexual infantil con una niña de 5 años y un niño pequeño que estaban bajo su cuidado.

“Aunque es desgarrador saber cómo estos depredadores se aprovechan de niños inocentes, es gratificante compartir con el público cómo las Fuerzas de Tareas contra la Explotación Infantil del FBI están encontrando a estos perpetradores, rescatando a las víctimas y asegurando que los abusadores sean llevados ante la justicia”. dijo el agente especial a cargo de la división de Tampa del FBI, David Walker.

La investigación se inició como parte del Proyecto Niñez Segura, una iniciativa del Departamento de Justicia lanzada en 2006 para combatir la creciente epidemia de explotación y abuso sexual infantil.