PORT RICHEY, Fla. (WFLA) – Un hombre enfrenta cargos después de que les dijo a los agentes que arrojó el cuerpo de una mujer desaparecida del condado de Pasco en un contenedor de basura.

Alyssa Ciccarelli fue reportada como desaparecida el 23 de abril. Los agentes de la Oficina del Sheriff del Condado de Pasco dijeron que no creían que Ciccarelli estuviera viva según la información descubierta durante una investigación.

Los detectives dijeron que pudieron determinar que Ciccarelli salió del Holiday Hotel en Port Richey el 17 de abril para encontrarse con un hombre, luego identificado como Scott Quinn, de 39 años, por una transacción de drogas.

PSO dijo que hablaron con Quinn, quien les dijo que conoció a Ciccarelli en Embassy Food & Gas, pero que cada uno se fue por su lado después de eso. El martes, cuando los detectives registraron un área cerca de Cherry Creek Lane, encontraron algunos artículos que pertenecían a Ciccarelli. Dijeron que también estaba cerca de donde se alojaba Quinn cuando Ciccarelli desapareció.

Los investigadores regresaron y hablaron con Quinn, quien luego les dijo a los detectives que él y Ciccarelli fueron al bosque a consumir fentanilo juntos. Dijo que Ciccarelli luego “se quedó dormida”.

PSO dijo que Quinn les dijo que le robó algunas cosas a Ciccarelli y se fue. Cuando regresó temprano en la mañana del 18 de abril, la encontró muerta.

Quinn dijo que no intentó ayudar a Ciccarelli ni llamar a la policía. En cambio, afirmó arrojar su cuerpo en un contenedor de basura cercano y tirar y empeñar más de sus cosas.

Quinn fue acusado de manipulación de pruebas físicas, verificación falsa de propiedad, traficar con
propiedad robada, información falsa a la policía durante una investigación de personas desaparecidas y hurto mayor.

Quinn ya estaba detenido por cargos de un delito no relacionado.

El caso permanece bajo investigación.