SALT LAKE CITY (AP) — La familia de Gabby Petito presentó una demanda por homicidio culposo por $50 millones en daños contra el Departamento de Policía de la ciudad de Moab en relación con su manejo de un incidente doméstico entre Petito y su entonces prometido, Brian Laundrie.

Según un comunicado de prensa del lunes, los abogados que representan a la familia de Petito alegan que Petito aún habría estado viva si los oficiales hubieran recibido la capacitación adecuada para manejar situaciones de violencia doméstica.

“El Departamento de Policía de la Ciudad de Moab se ha visto afectado por una alta rotación, falta de liderazgo y mala administración peligrosa durante años”, dijo James McConkie, uno de los abogados que representan a la familia Petito.

McConkie dijo que el departamento se había negado a dar los recursos adecuados a sus oficiales, calificándolo de “fracaso institucional”.

El 12 de agosto de 2021, la policía de Moab respondió a una llamada sobre un altercado entre los dos y detuvo su camioneta cerca de la entrada del Parque Nacional Arches.

La policía encontró a Petito llorando “descontroladamente” durante la parada de tráfico. Las autoridades dijeron que Petito les dijo a los oficiales que había estado luchando con su salud mental y que había estado discutiendo con Laundrie, lo que provocó su altercado.

Petito fue reportada como desaparecida un mes después de esa parada de tráfico, y su cuerpo estrangulado fue descubierto el 19 de septiembre en el borde del Parque Nacional Grand Teton en Wyoming.

Laundrie, de 23 años, se suicidó más tarde en Florida después de ser nombrado como la única persona de interés en su muerte. Petito y Laundrie eran originarios de Long Island, Nueva York.

La búsqueda de Petito atrajo la atención mundial, lo que incitó a un grupo de detectives aficionados a buscar pistas en las redes sociales. También provocó el escrutinio de las autoridades y los medios de comunicación, los cuales han sido criticados por centrar más la atención en las mujeres blancas desaparecidas que en las mujeres de color.

A principios de este año, una investigación independiente descubrió que la policía de Moab cometió “varios errores no intencionales” cuando se encontraron con Petito y Laundrie.

En el informe, la policía dijo que era muy probable que Petito “fuera una víctima de violencia doméstica a largo plazo, ya sea física, mental y/o emocional”.

Laundrie se suicidó en el parque Myakkahatchee Creek Environmental en North Port, dejando un cuaderno que, según las autoridades, contenía una confesión.

La madre de Petito, Nichole Schmidt, habló sobre su hija la semana pasada y anunció una donación de $100,000 de la Fundación Gabby Petito para asociarse con la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica para ayudar a otros a sobrevivir relaciones turbulentas y violentas.

Schmidt le dijo a The Associated Press en una entrevista la semana pasada que todavía tiene muchas preguntas sin respuesta sobre qué salió mal.

“Mirando hacia atrás, realmente no vi ninguna señal. Creo que las únicas dos personas que alguna vez sabrán lo que pasó en esa relación fueron Gabby y Brian. Y podemos adivinar y hacer suposiciones, pero en realidad no sabemos qué sucedió”, agregó. “Lo más probable es que el escenario terminó de esa manera porque algo estuvo sucediendo durante un tiempo”.

La familia Petito presentó previamente una demanda por homicidio culposo contra los padres de Laundrie por supuestos “actos intencionales” que llevaron a la muerte de su hija.

Una moción para desestimar esa demanda fue denegada en junio de 2022.