TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) – Para muchos cumplir la mayoría de edad en Cuba es saber que tendrán que rendir servicio militar obligatorio para el régimen de la isla. Pero gracias al apoyo del equipo de Noticias Tampa Hoy, una familia de la Bahía logró traer a su hijo a solo un mes de cumplir los 18 años.

Hoy el Aeropuerto Internacional de Tampa fue testigo de la llegada del artista cubano Yusel Quesada y su hijo Brayan, luego de casi 4 años de lucha para traerlo a la Bahía.

Hicimos la historia, hablamos con abogados, conversamos con senadores y hoy, es un sueño hecho realidad que parecía imposible meses atrás.

Lissette Valdéz, tía de Brayan dijo que este “es un logro grande, la verdad, por que aquí él tiene un futuro. Aquí él va a tener un futuro”.

Valdéz, quien vive junto a su familia en Miami, manejó por horas junto a su familia para recibir a su sobrino. “Feliz, feliz de que pueda cumplir su sueño de estar aquí, en un país de libertad, donde lo que él se proponga va a ser capaz de lograrlo”.

Mientras esperaba a su primo, Lianet Cruz nos comentó lo que Brayan le dijo antes de iniciar su rumbo a Tampa. “Él está muy feliz, que ya quiere llegar aquí, que está muy nervioso”.

Yenifer Rodríguez, madrastra del menor, nos dice que los largos años de espera apagaban la esperanza poro a poco. “Nosotros la verdad ya casi que perdíamos la esperanza que él viniera siendo menor de edad, que era uno de los propósitos más grandes que teníamos, que llegara siendo menor de edad”.

El temor para los familiares de Brayan es que en solo un mes él cumpliría 18 años, trayendo una consecuencia específica para su vida de mantenerse en Cuba. “Ya a Brayan le había llegado la carta del servicio militar, le había llegado la cita para el chequeo médico, era una cosa de emergencia ya”. Sostuvo Rodríguez.

Pero hoy fuimos testigos de un momento único en el aeropuerto de Tampa. Entre lágrimas y risas, Brayan llegó a su nuevo hogar de la mejor manera, acompañado por su padre y recibido por su familia. “Cuando uno lucha por algo y el camino es duro, la mayor satisfacción es tener los resultados y allí están. Feliz, super, super feliz de tenerlo en casa y super emocionado”. Dijo Yusel Quesada, el padre del menor.

Brayan nos dijo que el llegar a Tampa fue como nacer de nuevo. “Emocionadísimo. Agradecido sobre todo con ustedes y mi papá y con toda mi familia que me estaba esperando aquí y con este gobierno que me ha dado la oportunidad de nuevo. ¡Muchas gracias!”.

Con el corazón en la mano, Yusel le habló a nuuestro equipo de Noticias Tampa Hoy. “Yo sé que no eres tú solo, que tienes a un equipo atrás apoyándote. Y para ellos les tengo mucho mucho agradecimiento total”.

La historia de Yusel y Brayan es solo un ejemplo del drama que viven miles de familias cubanas que claman para que sus casos migratorios sean agilizados y así poder reunificarse sanos y salvos en suelo americano.

Para aquellos que se encuentran en esta situación, nuestra recomendación es contactar a sus representantes legislativos estatales para obtener ayuda adicional.