TAMPA, Fla. (WFLA) – El senador Marco Rubio, republicano por Florida, hizo una parada en el área de Tampa Bay el viernes.

Rubio, quien se postula para la reelección en las elecciones intermedias de noviembre, realizó una mesa redonda sobre las cadenas de suministro y el desarrollo económico en Port Tampa Bay.

En Port Tampa Bay, el volumen de contenedores ha aumentado casi un 30% durante el último año, en gran parte debido a los problemas de la cadena de suministro en todo el mundo.

Con el crecimiento vienen más desafíos y tensión en la infraestructura.

“Una cosa es llevar algo a un puerto, pero luego debes llevarlo desde el puerto hasta donde debe distribuirse. Y lo único que tiene Tampa Bay es su geografía”, dijo el Senador Rubio.

Los funcionarios portuarios y Rubio acordaron que el puerto necesita una mejor infraestructura para permitir barcos más grandes y más importaciones de todo el país.

Los demócratas estatales criticaron la visita del senador Rubio, señalando que votó en contra de la legislación de infraestructura.

“Algunos de nosotros estamos enfocados en arreglar las malditas carreteras y él ha sido un obstáculo para progresar todo el tiempo”, dijo el representante estatal Andrew Learned, un demócrata que representa al Distrito 59 de la Cámara en el área de la bahía. “El proyecto de ley de infraestructura bipartidista está pagando para mejorar cada intercambio en la I-75, partes del puente Howard Frankland. Se están construyendo proyectos en Tampa Bay gracias a los dólares de infraestructura bipartidista y Marco Rubio votó en contra. Y ahora quiere venir a Tampa y atribuirse el mérito de algo a lo que se opuso activamente”.

Rubio defendió su decisión tras la mesa redonda. “Florida fue jodida por ese proyecto de ley. Número uno, el dinero se distribuyó según una fórmula que beneficia a los estados que no están creciendo. Ese es el número uno. Número dos, el proyecto de ley estaba vinculado a un proyecto de ley más amplio que gastó $1.9 billones y alimentó nuestra inflación”, dijo Rubio.