TAMPA, Fla. (WFLA) -— No tiene que hacer mucho frío para que las tuberías revienten en Florida. El Departamento de Agua de Tampa vio más de cinco veces la carga de trabajo normal a fines de diciembre, durante las temperaturas cercanas al punto de congelación.

El departamento dijo que recibió 300 llamadas de servicio el mes pasado y en un lapso de cuatro días reparó 100 tuberías después de que estallaron durante la ola de frío del mes pasado.

Las tuberías viejas son una gran preocupación para el Departamento de Agua de Tampa, especialmente durante las olas de frío como la que vimos a fines de diciembre.

“Hemos tenido alrededor de 100 rupturas principales y 300 llamadas de servicio”, dijo Chuck Weber, Director del Departamento de Agua de Tampa.

Cuando bajan las temperaturas, las tuberías revientan.

“Tuvimos muchos equipos en espera durante el fin de semana festivo, incluidos los contratistas, por lo que pudimos reaccionar bastante rápido”, dijo Weber.

Dijo que las reparaciones cuestan millones de dólares en dinero de los contribuyentes al año.

“El 50% de estos tipos de rupturas principales ocurren en tuberías viejas de hierro fundido de 2 pulgadas”, dijo Weber. “Esa tubería generalmente pasa por áreas residenciales y no suele estar enterrada tan profundamente como otras tuberías, por lo que es más susceptible a romperse por dos razones porque es más susceptible al frío, por ser poco profunda y por su edad”.

Más del 30 por ciento de las tuberías de la ciudad tienen al menos 60 años.

“En el futuro, nos centraremos en nuestro programa de tuberías que comenzamos en 2019 para comenzar a reemplazar esta infraestructura más antigua”, dijo.

El departamento está en vías de reemplazar 20 millas de tuberías de agua cada año. El Departamento de Agua todavía tiene que completar 140 proyectos de restauración, lo que podría llevar semanas, por lo que le pide paciencia.