SARASOTA, Fla. (WFLA) – La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. ha anunciado que Big Olaf Creamery retiró sus productos de helado que estaban relacionados con las infecciones por listeria.

Sin embargo, a los funcionarios de salud les preocupa que las tiendas aún puedan vender productos de helado Big Olaf. El viernes, los CDC emitieron un aviso diciéndoles a las personas que tenían el helado que lo tiraran de inmediato.

La FDA dijo que los minoristas deben sacar los productos de los estantes y tirarlos, independientemente de la fecha de caducidad.

“Los consumidores, restaurantes y minoristas que compraron o recibieron cualquier producto de helado Big Olaf deben desechar los productos, seguir los consejos de manejo y limpieza seguros de la FDA y extremar la vigilancia al limpiar y desinfectar cualquier superficie y recipiente que pueda haber estado en contacto con estos productos para reducir el riesgo de contaminación cruzada”, dice el informe de la FDA. “La listeria puede sobrevivir en temperaturas refrigeradas y se puede propagar fácilmente a otros alimentos y superficies”.

Hasta el lunes, el número de personas infectadas se mantuvo en 23 casos confirmados en 10 estados, 12 de ellos en Florida. Otras nueve personas dijeron que habían viajado a Florida recientemente.

Dieciocho de las personas infectadas dijeron que comieron helado antes de infectarse. Diez de esas personas dijeron que específicamente comieron helado Big Olaf o helado en lugares que podrían haber vendido productos Big Olaf.

Ya se han presentado dos demandas contra la lechería, una por la muerte de una mujer de Illinois y otra de una pareja que dijo haber perdido a su hijo por nacer a causa de la infección por listeria.

Los funcionarios de salud de la FDA, el Departamento de Salud de Florida y el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida continúan investigando el brote.