PINELLAS, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) – El acceso a la alimentación en nuestros hogares sigue siento un grave problema en los Estados Unidos. Según cifras de la organización Save the Children, Al menos el 17 por ciento de los niños en el país no están recibiendo los alimentos, ni cuidados necesarios.

Sea por falta de recursos económicos, por la pérdida de un empleo o por efectos de la inflación, millones de niños tienen comprometido su desarrollo y futuro y los indicadores para nuestra población hispana son aún peores.

Cada vez son más las personas que están acudiendo a centros de donación de alimentos, buscando cubrir las necesidades de sus hogares, golpeados por la inflación y por la falta de oportunidades.

Personas en un centro de distribución de alimentos en Estados Unidos

Según el más reciente Reporte Global de la Infancia, al menos 12 millones de niños en Estados Unidos están sufriendo algún tipo de desnutrición y la inseguridad alimentaria se ha incrementado en más de un 60 por ciento desde marzo del 2020, una tendencia que comenzó con la pandemia del Covid-19 y que ha traspasado los estratos sociales.

Liz Méndez Pena, directora de donaciones de Hope Villages of America, una organización que ayuda a unas 150 mil pesonas al año en el condado de Pinellas, se refiere a la dituación actual. “Ha aumentado mucho, personas que tú las puedes ver en un buen carro y puedes decir ¿cómo está aquí? Te hace saber que esto no está solamente en una parte de la comunidad que es pobre, como realmente la gente tiene como en la mente”.

Méndez sostiene que la crisis también los ha tocado a ellos. “Es muy difícil pues porque el costo de vida, la inflación, está afectando a los donantes, está afectando lo que recibimos tanto como de comida como ayuda monetaria que nos ayuda también a seguir aportando a la misión, pero estamos día a día, tratando de suplirle a la comunidad lo más que necesitan que es la comida”.

El reporte también afirma que los niños hispanos tienen el doble chance de sufrir hambre en los Estados Unidos, por lo que Méndez se dirigió a nuestra comunidad. “No tengan miedo en venir a buscar la ayuda. A veces dicen -yo no tengo papeles, me van a denegar la ayuda-, no, a nadie se le deniega la ayuda”.

Niños esperando para ser atendidos en una cafetería escolar en Estados unidos

Estas organizaciones dicen que más allá de sus programas de ayuda, el Congreso debe incrementar las inversiones a través de planes federales para la nutrición infantil, por lo que invitan a los ciudadanos a contactar a sus representantes legislativos para mantener a los niños bien alimentados.

Si quieres conocer los planes y ayudas de Hope Villages of America puedes hacer click en este enlace.