CONDADO DE HILLSBOROUGH, Fla. (WFLA) – En la madrugada del miércoles se presentó una situación con rehenes luego de la policía de Hillsborough respondiera a un reporte de homicidio en una propiedad ubicada la carretera 674, en Wimauma.

En el sitio, los oficiales no solo encontraron un cadaver dentro de un vehículo, también tuvieron que enfrentar al presunto homicida, quien se atrincheró en un galpón y con su novia como rehén. Así lo afirmó Chad Chronister, alguacil del condado de Hillsborough. “Se estaba volviendo más hostil diciendo… ¡prometo que moriré aquí hoy. No saldré y no dejaré salir a los rehenes. Voy a quemarlos excepto a uno que es mi póliza de seguro.

El oficial dijo que grupos como el comando SWAT, el equipo anti explosivos y el equipo de negociación del Condado intentaron por horas resolver el conflicto sin el uso de la fuerza. “A un punto de la negociación, una negociación de nueve horas y media, donde la mayoría de los individuos empiezan a desescalar el conflicto, a calmarse y llegar a acuerdos para llegar a una solución pacífica, él hizo lo contrario y se puso más hostil.”

Al ver que el sospechoso no se rendía, un francotirador logró abatir a Juan Sarmiento, de 42 años, para luego liberar a la persona secuestrada. “Es gracias a la acción de los oficiales SWAT, que ahora está a salvo y libre de cualquier daño adicional”.

Santos Morales, quien trabaja a pocos pies del lugar del suceso, dice que nunca había visto algo así en Wimauma. “No es algo común en esta comunidad. Al contrario, yo creo que es un incidente isolado, único”.

Morales dice que tras el enfrentamiento hay “…muchas lágrimas, mucho dolor en esta comunidad”.

Agradeció el rápido accionar policial. “Queremos que ellos sigan dando esa protección a nuestra comunidad y que esas inversiones que nuestros residentes hacen al pagar sus impuestos, se vean en el trabajo fuerte que ellos están haciendo”.

Las autoridades dijeron que el nombre del oficial que abatió al sospechoso se mantendrá en reserva por ser un agente encubierto de la policía del condado de Hillsborough.

También confirmaron que la investigación se mantiene activa.