PENSACOLA, Fla. (WKRG) — Fue un día de Año Nuevo inolvidable para Chad Patti, luego de ser atacado por un tiburón mako mientras pescaba con su arpón a 70 millas de la playa de Pensacola. No resultó herido.

Patti ha estado pescando en alta mar durante los últimos tres años y dijo que había visto otros dos tiburones mientras buceaba, pero ninguno había atacado antes.

“El primero que vi tenía entre 14 y 15 pies de largo”, dijo Patti. “El segundo que vi fue en Mississippi”.

Justo a las 2:50 pm, en la tarde en la última inmersión del día, el Mako le dio un golpe a Patti, que estaba pescando Wahoo.

“Sabíamos que teníamos que salir a las 2:30 p. m., a más tardar a las 3 p. m., de esa manera podríamos regresar antes del anochecer”, dijo Patti. “Los [fish] estaban a unos 150 pies de mí y yo estaba esperando. Hice una inmersión de unos 70 pies porque vi un peto, y cuando volví a subir, comencé a mirar a mi alrededor tratando de ver si podía atrapar el último pez. Comienzo a nadar hacia adelante y me preparo para hacer otra pregunta y luego, tan pronto como abro la boca, el tiburón me ciega”.

Patti dijo que ha habido momentos antes en los que los tiburones intentaron robar pescado, pero dijo que nunca lo había atacado.

“Yo era la presa, no hubo un error de identidad”, dijo Patti. “No es como si me hubiera chocado mirándome, me aplastó la aleta. Puedes ver que tiene la aleta en la boca y puedes ver cómo se le tensan la mandíbula y las branquias. Más adelante en el video se puede ver que todavía tiene un trozo de la aleta en la boca tratando de averiguar si es comida o no”.

Mientras entrenaba para bucear en el océano, Patti dijo que aprendes qué hacer cuando llega un tiburón.

“Quieres tratarlo como un perro callejero”, dijo Patti. “Si sales corriendo, un perro callejero siempre va a salir corriendo detrás de ti. Si ves un tiburón, no le quites los ojos de encima. Puedes darte cuenta por cierto comportamiento del tiburón, si comienza a flexionarse, podría volverse agresivo. Simplemente nunca vimos este, punto. Estuvimos a la deriva en este lugar durante aproximadamente una hora con tres muchachos en el agua, y resultó ser el último buceador en salir. Pensamos en el incidente para ver si había algo que haríamos diferente y todo lo que podemos decir es bucear en equipos de dos”.

A pesar del incidente, Patti dijo que ya están “mirando el próximo sábado” para volver a hacerlo.