NORTH PORT, Fla. (WFLA) – Casi un mes después del huracán Ian, la recuperación se siente lenta para algunos residentes de North Port, incluso cuando la ciudad está trabajando para recoger los escombros lo más rápido posible.

“Es un constante recuerdo de lo que perdimos”, dice Sasha Greto mientras mira una pila de sus pertenencias ahora apiladas frente a su casa inundada.

“Si esto desapareciera, sería un poco más fácil”, dice ella.

Los líderes de la ciudad de North Port dicen que hasta ahora han recolectado más de 700,000 yardas cúbicas de escombros. Esperan que esa cantidad totalice alrededor de 1.5 millones de toneladas cúbicas al final de la limpieza. Incluso cuando los residentes se impacientan, recuerdan que la limpieza de escombros llevará más tiempo.

“Ni siquiera hemos comenzado con los hogares todavía. Así que estamos llegando allí. Toma algo de tiempo, pero hay mucho por hacer. Hay mucho daño, y nuestra comunidad [ha] sido paciente y apreciamos eso”, dijo Mike Ryan, el administrador de emergencias de la ciudad.

La familia Greto ahora vive en un remolque alquilado afuera de su casa mientras esperan más información de los ajustadores de seguros sobre cómo deben seguir adelante. Aún así, no han recibido muchas noticias optimistas. No tenían seguro contra inundaciones porque no vivían en una zona de inundación.

“Al llegar al trabajo, no estás pensando, [estás] ocupado todo el tiempo. Al llegar a casa, lo hueles, lo ves. No es divertido”, dijo Roy Greto.