ORLANDO, Fla. (WFLA) – La familia del niño de 14 años que murió al caer de una atracción en un parque de diversiones en Orlando habló por primera vez el martes sobre una demanda por homicidio culposo presentada recientemente, donde pidió que la atracción sea eliminada permanentemente.

Tyre Sampson se cayó de la atracción Orlando Free Fall en Icon Park el 24 de marzo mientras estaba de vacaciones desde Missouri.

La madre y el padre de Sampson presentaron una demanda conjunta el lunes contra el propietario, el fabricante y el arrendador de la atracción, alegando que fueron negligentes y no proporcionaron una atracción segura.

La madre del niño, Nekia Dodd, habló sobre la demanda el martes en St. Louis con su abogado y pidió que se cerrara definitivamente el viaje.

“Que la desmonten pror completo”, dijo. “Desháganse de todo junto. Demasiado riesgo”.

Michael Haggard, que representa a Dodd, dijo que “una simple supervisión habría evitado” la caída mortal.

“El problema es que diseñaron esta atracción con aspectos tan peligrosos como volar 430 pies en el aire sin un sistema de seguridad secundario”, dijo Haggard.

Según la demanda, Sampson pesaba aproximadamente 100 libras por encima del límite de peso de la atracción. Los investigadores del estado también encontraron que los sensores de seguridad en dos de los asientos se cambiaron manualmente.

“Manipularon los asientos. De hecho, cambiaron los asientos para que alguien más grande pudiera caber allí”, dijo Haggard.

La madre y el padre de Sampson buscan daños por más de $30,000 por la muerte de su hijo. Podrían recibir una cantidad mayor si el caso va ante un jurado o mediante un acuerdo.

“No quieren que suceda nada como esto y necesitamos una mejor regulación en todo el gobierno federal para que tengamos reglas reales, procedimientos de inspección reales para que esto nunca vuelva a suceder”, dice Haggard.

Trevor Arnold, el abogado de Orlando Slingshot, emitió la siguiente declaración el lunes:

“Orlando Slingshot continúa cooperando plenamente con el Estado durante su investigación, y continuaremos haciéndolo hasta que haya concluido oficialmente. Reiteramos que se siguieron todos los protocolos, procedimientos y medidas de seguridad proporcionados por el fabricante de la atracción. Esperamos trabajar con la legislatura de Florida para implementar cambios en la industria y también apoyamos los conceptos descritos por la representante estatal Geraldine Thompson para realizar cambios en la ley estatal a través del ‘Proyecto de ley Tyre Sampson’ para evitar que ocurra un trágico accidente como este. nunca más vuelva a suceder.”

Associated Press contribuyó a este informe.