MIAMI (AP) — Un jurado tardó poco más de una hora en condenar a un oficial de Miami-Dade por agresión grave y mala conducta oficial en el arresto brusco de una mujer negra que había llamado a la policía para pedir ayuda.

Alejandro Giraldo fue suspendido después de que en marzo de 2019 circulara en las redes sociales un video de teléfono celular que lo mostraba abordando a Dyma Loving, quien había llamado a la policía para informar que un vecino le había apuntado con una escopeta. Las cámaras corporales de la policía también registraron el encuentro.

“Los oficiales de policía pueden poner sus manos sobre las personas para efectuar un arresto legal. Si el arresto es ilegal, no tienen más derechos que el resto de nosotros. Y seguro que no puede derribarla al suelo”, dijo el fiscal Tim VanderGiesen.

Giraldo insistió en que actuó legalmente al someter a una mujer rebelde que estaba interfiriendo con una investigación.

“Lo que ves ahí no es un crimen. Lo que ves allí es un oficial de policía trabajando en las calles, lidiando con una situación y tal vez no tenía buenos modales”, dijo su abogado, Andre Rouviere, al jurado. “Cuando arrestó a Dyma Loving, fue después de advertir tras advertir que ella estaba perturbando”.

Giraldo, quien es hispano, enfrenta hasta cinco años de prisión al momento de la sentencia. El jurado estuvo compuesto por dos mujeres negras, una mujer hispana y tres hombres hispanos.

El video provocó indignación en un condado donde al menos nueve policías de cuatro agencias policiales diferentes esperan juicio por acusaciones de que golpearon a sospechosos mientras estaban de servicio, informó el Miami Herald. Otros tres oficiales han sido absueltos desde 2019 en casos de fuerza excesiva.

La condena del oficial de policía de North Miami, Jonathon Aledda, fue anulada por una corte de apelaciones en febrero. Disparó su arma contra un hombre autista que sostenía un camión de juguete plateado y golpeó al cuidador del hombre. Los fiscales se negaron a tratar el caso nuevamente.

En el caso de Giraldo, el video lo muestra empujando a Loving contra una cerca y luego llevándola al suelo, donde la esposaron. Loving fue acusado de alteración del orden público y resistencia al arresto sin violencia. Esos cargos fueron retirados más tarde.

El informe del arresto decía incorrectamente que Loving estaba “causando una escena” y “no estaba cooperando”, dijeron los fiscales.

El abogado defensor de Giraldo respondió que fue Loving y otra mujer en la escena quienes estaban fuera de control.

“Pensamos que habíamos establecido que no podían probar más allá de una duda razonable los cargos, pero supongo que el jurado lo vio de otra manera y tenemos que aceptar el veredicto del jurado”, dijo Rouviere después de que Giraldo fuera condenado el jueves.